×
Fausto Fernández Ponte
Fausto Fernández Ponte
ver +
Don fausto fernández ponte es poseedor de un impresionante y sólido currículum: 50 años de periodista profesional. Su opinión y columnas periodísticas son respetadas en ese ámbito, por el prestigio que a pulso se ha ganado, es considerado una autoridad en su campo. Además de corresponsal de guerra, ha entrevistado a jefes de estado y de gobierno de la talla de Lyndon B. Johnson, Richard M. Nixon, Indira Gandhi y William Clinton.

" Comentar Imprimir
11 Junio 2010 04:07:10
¿Lo sabrán Carmen y Denisse?
La guardería ABC es ruina de culpas
La Universidad Veracruzana –“Arte, ciencia, luz, lis de Veracruz”– está, al igual que no pocas instituciones de su tipo en México, inserta o al menos no es ajena al poder político en cada uno de los 31 Estados Unidos Mexicanos y el Distrito Federal.

El año pasado, la UV, cuyo rector es ciertoacadémico de presunta víscera suelta e incontroladolenguaje bífido de nombre Raúl Arias Lovillo,se hizo ungidor fáctico de honores de la UV a hombres y mujeres de pro de la difusión periodística en México.

Así, don Raúl–quien como rectorse ha adherido al tramposo y tartufo modus operandi de los políticos de modus vivendi, de inconfiable laya– rinde honores a los campeadores de la difusión periodística que lo merecen. Pero sus móviles son dudosos

En 2009, don Raúl logró –o por lo menos implicó su aval o “visto bueno” para ofrecerle un reconocimiento académico a Helio Flores, celebrado caricaturista y artista plástico,quien ciertamente merece muchos honores más.

Los motivos son de evidente obvención crematística del citado rector.No son los motivos propios inspirados en el ánimo sincero y honesto de otorgarle honores a quienes indiscutiblemente honores merecen, sino como inversión política personal.

¿Por qué? Por lo que al parecer lo que motiva a éste educador –a quien se le supondría por lo mismo poseer una vena tolerante y despojada de capillismos sectarios– es el lucrco político personal que oculta o mariza lo que no es, unindividuo corto de miras.

II

Corto de miras, limitadas precisamente por su inclinación a dejarse llevar por rencores y ánimos de venganzas personales. A don Raúl, que pudo haber sido un individuo de trascendencia, se desempeña en la franja estrecha de sus obnubilaciones.

Obnubilado está éste personaje, poseído, a todas luces –en política lo que parece es, decía Jesús Reyes Heroles– de un frenesí caprichosamente vengativo, lo cual nos lleva en periplo a don Helio, ameritadísimo cronista y veedor crítico del presente político.

Los honores rendidos a don Helio por la UVtuvieron un marco ominoso y un telón de fondo aun más execrable, pues coincidió, en ese vero día, con el cese fulminante de Julio Ricardo Blanchet Cruz como comentarista de Radio UV, en Xalapa.

El cese de don Julio Ricardo –cuyo programa cotidiano, al mediodía, “Opiniones y Comentarios”, era el de m ayor “rating” en RUV –fue ordenado directamente por el rector Arias. ¿Motivo? Se lo exigió el obispo Sergio Obeso.

¿Y qué molestó tanto a don Sergio,hombre, presumiríase, recipiendario de las bondades de la tolerancia y la justicia que preconiza el cristianismo, como para exigirle a don Raúl que cesase perentoriamente, en el caso, al comunicador Blanchet Cruz?

Para empezar, don Julio Ricardo es un laico, de modo que no está sujeto a los constreñimientos inquisidores tal como los aplica el señor Obeso y sus opiniones se formulan en el marco de lo constitucional para comentar asuntos de la iglesia.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5