×
Eduardo Santos
Eduardo Santos
ver +
Nació el 1 de febrero de 1978 en Saltillo, Coahuila. Eduardosan (Eduardo Santos) es egresado de la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la UAdeC. Es periodista, actor y productor independiente de video. Fue editor de las revistas “Collage Saltillo” y “RecesSo”. Trabajó como editor y reportero en diferentes periódicos de la localidad dentro de las secciones, locales, cultura y espectáculos. Actualmente labora en Zócalo Saltillo. Es productor independiente de videohomes, entre los que destacan: “Ni Pa’l Taxi”, “Circuito Cerrado” y “Mirka Morcón contra su Televisión”. Fue guionista del videohome producido por la Escuela de Ciencias de la Comunicación titulado “Todo por un Juego” y productor de la fotonovela “Mirka Morcón contra su Televisión”. Como actor ha participado en los videohomes “Cuento de Navidad”, “La Fallida Fuga de las Tres”, “Una Pequeña Casa con Grandes Sorpresas”, “El Escusado del Tiempo”, “Ni Pa’l Taxi”, “Circuito Cerrado”, “Mirka Morcón contra su Televisión” y “Bandivas”. En el ámbito teatral ha participado en las puestas: “Como Otelos y Gatos”, “Simplemente Bella Ple”, “Elvira Angélica la Sinventura” y “Al Rescate”. Es autor de la trilogía para teatro titulada “Historias de Ciudad Brinquillo”, compuesta por las obras “Simplemente Bella Ple”, “Mirka Morcón contra su Televisión y “La Venganza de una Alvírez”.

" Comentar Imprimir
19 Octubre 2008 04:00:28
Los actores de teatro local ¿tan feos están?
¿Qué es lo que pasa con los actores de teatro de la localidad? ¿Están tan feos como para no poner sus fotografías en los posters? ¿Será tan poco el presupuesto que se tiene como para no tomarse una foto y hacer un diseño digno, con la imagen de los protagonistas?

Una imagen dice más que mil palabras y existen posters locales que están para llorar aunque estén anunciando una comedia.

Quizá los directores o productores piensen que no es recomendable poner la imagen de sus actores en los posters porque éstos no son conocidos, pero ¿cuándo lo serán si no los dan a conocer?

Existen excelentes actores en la localidad, algunos conocidos, otros no tanto, que pueden ser garantía de éxito teatral y una imagen de ellos podría aumentar la asistencia a las puestas en escena.

Los actores de renombre en la región se han ganado este sitio de privilegio gracias a su trabajo, no a posters ni a la mercadotecnia, sin embargo, el público recuerda con imágenes.

Sería mucho más fácil reconocer a un Jesús Valdés, un Juan Antonio Villarreal, una Álida Hernández, una Martha Matamoros, una Mercedes Valencia o un Gabriel Neaves si se viera su foto en el poster.

La gente pudiera hacer memoria y reconocer a un actor por otra puesta que vio de él y además de ir por el argumento de la obra, pudiera sentirse atraído también por una imagen que contenga el cartel, como hace años lo hizo “La Simulacra”.

En muchos de los casos el único que destaca es el nombre del director, sólo él importa, en ocasiones el grupo de teatro, pero los histriones en lo individual no.

¿Qué les pasa a los directores? ¿Por qué no otorgarles a sus actores la importancia que se merecen?

Se han visto en múltiples ocasiones pósters de la Nena Delgado en Saltillo y el Teatro de la Ciudad Fernando Soler se llena; sin demeritar el trabajo de la actriz regiomontana, en nuestra ciudad existen actores y actrices que no le piden nada, pero les falta posicionar su imagen.

“Prohibido Cantar” maneja una divertida ilustración que llama la atención, pero restando importancia a los actores que integran la puesta.

Una obra que está por estrenarse es “Rosa de dos Aromas”, cuyo cartel no informa ni el nombre del director, ni del grupo de teatro y sólo se puede pensar que es una puesta en escena local debido a la calidad, bastante mala de su poster.

“Cosas que no Gozas” destaca el nombre del director (Ózcar Castañeda) pero no se ve el nombre de ningún actor, mucho menos su imagen, quizá no tengan ¿derecho de piso?

¿Para lograr que su nombre aparezca se necesitan años? Si es así pues entonces: ¡qué política tan egoísta!

En “Dos Pícaros y una Reina” sólo se ve una caricatura, los horarios y la dirección del Teatro del IMSS, los nombres de los actores no importan, tampoco quien los dirige, ni siquiera el dramaturgo; eso sin contar que este espacio recicla los carteles como sus obras.

Aunque el teatro de aquí sea diferente, no tan comercial como el de Monterrey y la Ciudad de México, a los saltillenses nos falta identificarnos con nuestros grandes, pero para muchos, desconocidos actores.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5