×
Sonia Villarreal
Sonia Villarreal
ver +
Licenciada en Ciencias de la Información y Comunicación. Regidora en el Ayuntamiento de Piedras Negras. Secretaria General del Comité Municipal del PRI. Secretaria Técnica del Ayuntamiento. Directora General de Desarrollo Social en el Municipio. Directora del Registro Público de la Propiedad y del Comercio. Secretaria de la Secretaría de las Mujeres en el Gobierno del Estado de Coahuila de Zaragoza. Diputada Local por el XVI Distrito Electoral, Presidente del Comité Municipal del PRI, Presidente Municipal de Piedras Negras Administración 2018. Actualmente Subsecretaria de Coordinación Interinstitucional en Materia de Seguridad.

" Comentar Imprimir
07 Septiembre 2019 04:00:00
Los cuatro acuerdos
Durante las últimas semanas he tenido que ir un par de veces a la Ciudad de México a cumplir agenda de trabajo. Nunca tengo tiempo libre, pero una amiga me pidió que le consiguiera un libro que no logró encontrar en Saltillo, así que me dí unos minutos para ir a buscarlo, no encontré su libro, pero hubo uno que capturó mi atención en el estante y se los quiero comentar.

Se llama los Cuatro Acuerdos, el autor es Miguel Ruiz y se puede resumir en ideas muy fundamentales:

El primer acuerdo es: Sé impecable con tus palabras. Aquí lo que propone el autor, en mi interpretación, es que si no vamos a decir nada bueno, mejor no hablemos, que es muy importante no juzgar y que todo marcharía mejor en nuestra vida si solo utilizamos palabras que puedan unir y motivar.

Las palabras tienen poder y como dijo Shakespeare, “hay palabras que son puñales”, pero también hay palabras que inspiran, motivan y sanan.

El segundo acuerdo: No te tomes nada personal. Silencia el ego, no busques aprobación y sé sordo a las críticas malévolas. Tenemos la mala costumbre de ponernos en el centro de la vida de los demás y llegamos a pensar que lo que hacen o dicen es por nosotros.

El ego es el yo soberbio que le da importancia de más a los ataques, pero no es nuestra esencia, sino la imagen. Si nos centramos en nuestra parte espiritual que casi siempre ignoramos, será intrascendente que hablen mal de nosotros y seremos inmunes a las críticas. Lo importante es solo tomar lo que sirva para mejorar como ser humano.

El tercer acuerdo: No hagas suposiciones. Antes de formarnos una idea u opinión, hay que verificar las cosas, buscar la verdad más allá de nuestra supuesta verdad. Suponer siempre es dañino y verificar siempre es de sabios. Recuerda que antes de emitir un juicio debes pasar tres filtros: ¿Lo que voy a expresar es verdadero?, ¿Es bueno? y ¿Es útil? Si no pasas esos filtros es mejor callar y no hacer daño.

El cuarto acuerdo. Haz siempre tu máximo esfuerzo. Este me encanta, hay que buscar la excelencia sin dejar de ser humilde. Dar siempre lo mejor de nosotros mismos en todo lo que hagamos, pocos se proponen convertir en posibles, muchos imposibles, según el autor todo radica en el poder de la fe y la fuerza de la pasión.

Estoy convencida de que en la vida no hay recetas mágicas, pero con la lectura de este libro me parece que el secreto es llevar los acuerdos a la práctica. Hace poco me llegó por whatsapp una reflexión que dice: “No es más sabio quien lee la biblia, sino quien practica lo que lee” y me parece justo idóneo para este libro, lo importante de él, es poner en práctica su contenido. Y tú… ¿Qué opinas?
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5