×
Miguel Badillo
Miguel Badillo
ver +

" Comentar Imprimir
21 Junio 2010 03:00:33
Los depósitos en dólares de Chuayffet
» Banamex-Citibank se deslinda del caso » Se congela expediente del líder priísta
Emilio Chuayffet Chemor logró llegar a la coordinación de los legisladores del PRI por el Estado de México en la Cámara de Diputados. Sin embargo, no consiguió, como pretendía, hacerse de la Presidencia de la Comisión de Puntos Constitucionales de ese órgano legislativo. La razón de su descenso en el círculo más influyente del PRI seguramente está relacionada con la lucha tras bambalinas en ese partido por la candidatura para las elecciones del 2012.

Fue en agosto pasado, antes de que se decidieran estas posiciones de poder en San Lázaro, cuando la revista Contralínea dio a conocer las investigaciones que realizó la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Nunca sabremos si la información sobre el manejo irregular de fondos por parte del político mexiquense, que se dio a conocer a través de la prensa y no por la Procuraduría General de la República, tuvo repercusiones. Sin embargo, la negociación política no se descarta y el PAN, utilizando información del Estado, habría logrado debilitar a un serio contendiente político. El PRI también pudo haber sido prudente y no correr el riesgo de un escándalo político en fechas cercanas a las elecciones presidenciales para el próximo periodo.

Así, las indagaciones de la UIF de la SHCP – que por cierto se pagan con dinero del Erario Público – una vez más se habrían utilizado para arreglos y componendas político-electorales. El gobierno de Felipe Calderón, una vez más, prefirió acumular puntos para su partido sobre el interés público.

Pero Banamex- Citibank, el banco en el que Emilio Chuayffet mantenía las cuentas investigadas por la UIF de la SHCP, no quiso correr el riesgo aún con el golpe fresco que representó para su imagen el caso de Raúl Salinas de Gortari y sus millonarias transferencias desde la cuentas de ese banco de capital estadounidenses para realizar operaciones en bancos suizos y franceses.

El expediente de la UIF, publicado en este espacio hace más de un año, explica con lujo de detalles las consultas que realizaron los ejecutivos de Banamex- Citibank sobre las cuentas de Chuayffet al percatarse de quién se trataba y al ubicarlo en aquella tipología en la que se encienden focos rojos de manera inmediata: la de las Personas Políticamente Expuestas (PEPs). Los técnicos de la UIF recibieron los datos que recabaron en Citibank para conocer la explicación de Chuayffet sobre el origen de depósitos en dólares; el por qué de los extraños excedentes en sus cuentas de inversión y, sobre todo, la razón de irregulares retiros de efectivo. Lo que resultaba innegable y sumamente sospechoso para las autoridades de la SHCP es que las cuentas de inversión del exsecretario de Gobernación estaban trabajando en serio ¿para qué? o ¿para quién? No hay respuestas. Pero igual que Banamex, los técnicos de la UIF no quieren cargar con la factura de una actuación tardía o negociada y se protegen con las indagatorias formales aunque de ellas no se desprenda, por decisión del gobierno calderonista, una acción judicial.

Oficialmente, la Secretaría de Hacienda, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y la Procuraduría General de la República sostienen que el gobierno de Felipe Calderón no lleva a cabo investigación alguna en contra de políticos, conocidos en el argot antilavado como “personas políticamente expuestas”, según las respuestas a las solicitudes de información pública hechas por Contralínea (número 138, del 5 de julio de 2009).

A pesar de tratarse de una solicitud formal que se hizo a través de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental –y por la cual están obligados los servidores públicos a decir la verdad–, la CNBV, que dirige Guillermo Babatz, habría mentido al sostener que no cuenta con expedientes en contra de altos funcionarios de los tres niveles de gobierno, porque “no realiza este tipo de investigaciones”.

Esa dependencia le aclaró a la reportera Nancy Flores que “después de realizar una búsqueda exhaustiva en los archivos de trámite de la Dirección General de Prevención de Operaciones Ilícitas e Institucional no se localizó documento alguno relativo al presente requerimiento de información”.

También la SHCP falseó la información y sostuvo en su respuesta que no se encuentra facultada para iniciar o practicar investigación alguna relacionada con las “personas políticamente expuestas”. Los documentos oficiales de la UIF de la SHCP establecen lo contrario.

El caso del priísta Exsecretario de Gobernación, exgobernador mexiquense, excoordinador de la bancada priísta en la 59 Legislatura y diputado federal electo y coordinador de los más de 40 diputados federales priístas del Estado de México, Chuayffet realizó operaciones financieras en instituciones bancarias mexicanas por cerca de 17 millones de pesos, de los cuales algunos movimientos fueron depósitos en efectivo.

Dichas depósitos motivaron a las autoridades a seguirle la pista al dinero para conocer su origen y descartar que pudiera provenir de alguna actividad ilícita; sin embargo, el diputado priísta no convenció a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y en el expediente abierto en su contra se explica que no aclaró plenamente el origen de dichos recursos, identificados como operaciones “inusuales” y “relevantes”. Por menos de eso, el excandidato al gobierno de Quintana Roo, Gregorio Sánchez, fue detenido y sometido a un proceso judicial.

La SHCP explica la forma en que Chuayffet Chemor realizaba sus movimientos financieros en Banamex: “La inusualidad reportada deriva del hecho (de) que la mayoría de los recursos recibidos en la cuenta (Banamex) se traspasan a (una) inversión patrimonial, para posteriormente retirar gran parte de los recursos en efectivo, observando que en aclaración con su cliente, Emilio Chuayffet respondió que los depósitos en efectivo provienen de los mismos recursos que está regresando a su inversión patrimonial, operación que según la institución financiera ha sido repetitiva desde 2007 y que no puede identificar que los fondos provengan de la misma inversión, pudiendo tratarse de otros recursos en los que Chuayffet trata de ocultar su origen”.

El saldo de su inversión, al 30 de abril de 2008, ascendía a 16 millones 964 mil 248 pesos, de los cuales 15 millones 137 mil 923 pesos se encontraban en dicha cuenta desde el 31 de marzo de 2007.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5