×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
25 Septiembre 2019 04:05:00
Los migrantes, negocio muy rentable
El vivir en un país en donde la tiranía prevalece y no se diga la situación económica de la misma es fácil decidir cambiarse de país. Algunos cuentan con la fortuna de hacerlo de manera legal pero la mayoría o la población más vulnerable siendo esta la mayoría no cuenta con la misma suerte.

Para ese sector de la población todo es complicado e igual manera la toma de decisiones en donde el peligro siempre estará latente siendo víctimas no solo del crimen organizado sino también por autoridades y empresas privadas de seguridad de otros países.

Con lo anterior me refiero a todos aquellos migrantes que se ven obligados a tener que salir de su pais de origen para buscar otra nación en donde tener una mejor calidad de vida, siendo su recorrido además de peligrosa, también ilegal.

En México es algo que se vive todos los días en donde nuestro país sirve de paso para todos aquellos migrantes que buscan llegar a los EU, proveniente de América Central mayormente y aunque no lo crea también esos países sirven como paso para aquellos provenientes de la isla caribeña, es decir, de Cuba.

Para las autoridades federales, el tráfico de indocumentados es el negocio más redituable después del crimen organizado del narcotráfico, pero también esa oportunidad no es ajena a quienes operan un servicio de resguardo a los trenes, sin que se vean implicados al argumentar del descuido en sus funciones.

Por diferentes fuentes se sabe cómo dentro de la preferencia para acercarse al norte del país, un considerable número de indocumentados arriban al tren desde Chiapas, otros en Veracruz, pero todos ponen su objetivo en San Luis Potosí; de ahí son contabilizados y "fichados" no sin antes cobrarles la respectiva tarifa en dólares sólo por hacerse de la vista gorda durante el trayecto.

Lo que antes era un silencio éstos mismos indocumentados empiezan a buscar gentes de opinión para que den conocimiento a las autoridades de los abusos a los que son víctimas, pero envueltos en la incapacidad de hacerlo por su misma situación irregular se ven a la necesidad de soportar y callar todo al menos ante una autoridad, pero no ante los líderes de opinión de la prensa escrita.

La misma mecánica de los que son canalizados a Aguascalientes con la misma metodología de operación; sin embargo, el punto de descanso son los refugios religiosos o casas del migrante que tampoco son exclusivas de Saltillo, porque los mismos existen en San Luis Potosí, Veracruz, Tabasco y Chiapas y en cada una de ellas se van dejando grupos de indocumentados; de acuerdo al dinero que posean aunque ante los ojos de autoridades y medios de comunicación lo nieguen todo pero tarde o temprano estos indocumentados se quejan de boca en boca hasta llegar a oídos de algún comunicólogo.

En el negocio de los indocumentados o migrantes ilegales, no sólo participan los custodios del tren, sino la misma tripulación y sin temor a equivocaciones, es una red de tráfico de indocumentados orquestada desde las mismas oficinas del sistema ferroviario mexicano antes de su privatización y posterior a este con el Gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León cuanto este sistema fue privatizado con concesiones entre 20 y 50 años al Grupo Ferroviario Mexicano, Grupo Acerero del Norte, Medios de Comunicación y Transporte de Tijuana, Grupo Triturados Basálticos y Transportación Ferroviaria Mexicana en asociación con la estadounidense Kansas City Southern.

Lo anterior es solamente una de las hipótesis que sacan las autoridades de migración ya que consideran muy coincidente como los furgones detienen su marcha en los ejidos de algunas entidades federativas, para asegurase a que indocumentados que han sido detectados por el servicio de inteligencia del Instituto Nacional de Migración.

Es muy evidente aquellos tramos en donde interviene autoridades de migración casualmente no se justifica el por qué los maquinistas detienen su marcha en la entrada de la ciudad, precisamente en sectores en donde se caracteriza por ser conflictivo dentro de la marcha urbana de cada municipio y donde ya están esperando al personal de migración para confundirlos mediante artimañas como la discusión y agresiones verbales mientras se facilita la fuga de los indocumentados.

Este tipo de comportamientos hacen creen que desde el sitio de procedencia de los trenes que viene o pasan por cada ciudad del país están enterados de la presencia de gente con ilegal estancia en México y también que son los mismos empleados de estas empresas que obtuvieron las concesiones ferroviarias, los que están traficando con ellos.

Existen muchas historias de ellos en la casa del migrante donde platican aquellos misteriosos casos sin resolver de muertes en las orillas de las vías ferrarías, en las que aseguran de no tratarse de agresiones simples y tampoco el simple argumento de que cayeron del tren por descuido, por dormitar, o porque se engarrotaron las manos de aferrarse por días a un mismo lugar. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) http://www.intersip.org



Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65