×
Luis Carlos Plata
Luis Carlos Plata
ver +
Luis Carlos Plata (Saltillo, 1984) es abogado (UAdeC), maestro (UPF, Barcelona) y candidato a doctor (URV, Tarragona), pero practica el periodismo desde hace 17 años, y su trabajo de investigación le ha merecido premios estatales e internacionales. Ha sido articulista de catorcenarios, revistas y periódicos del norte del país desde 2002, además de fungir como director editorial de medios de comunicación en Veracruz.

" Comentar Imprimir
09 Mayo 2019 04:06:00
Los Moreira en la nómina de Coahuila
Luego de que gobernase Coahuila un Moreira de 2005 a 2011, y otro Moreira de 2011 a 2017, se podría llegar a pensar –de manera cándida, por supuesto– que La Docena Trágica había concluido.

El pasado 26 de abril, sin embargo, el Instituto Electoral de Coahuila trajo a cuento el apellido cuando su Consejo General aprobó el registro del partido político local Unidos, de Rubén Humberto Moreira Guerrero, hijo de Humberto Moreira Valdés.

La polémica se focalizó, básicamente, en que le diese cabida en el reparto anual de prerrogativas.

Así, depositando su motivación en el Acuerdo 29/2019, le fueron asignados 2 millones 282 mil 141 pesos para el “sostenimiento de actividades ordinarias permanentes” en 2019, más otros 146 mil 709 pesos para “actividades específicas”.

Como detalle a destacar del caso, la consejera presidenta Gabriela de León Farías emitió un “voto razonado”, como consta en el Acuerdo 26/2019 ¡para oponerse a que otro consejero se opusiese al registro del partido de Moreira Jr.!

Así como se lee. El asunto, al día de hoy, está impugnado y pendiente de resolución.

Pese a que la opinión pública reaccionó como pocas veces lo hace, Rubén Humberto no es el único Moreira que recibirá parte del presupuesto de egresos del Estado este año.

En el organigrama del Instituto Estatal de Desarrollo Docente e Investigación Educativa, órgano desconcentrado de la Secretaría de Educación, al 28 de septiembre de 2018, última fecha de actualización, aparecía como empleado de la administración pública estatal el menor de los hermanos Moreira Valdés, Iván, quien cobra como Auxiliar de Gestoría Administrativa, dependiente de la Dirección de Gestión Administrativa.

Y aquí sucede un asunto peculiar: si bien reporta las categorías de trabajador E7817 y E4078, estas no corresponden al tabulador de sueldos del personal de educación básica en el Estado.

Es decir, no se puede saber cuál es su salario vía información pública de oficio.

Junto a su hermano, Álvaro, secretario de Organización en el PRI estatal, son socios de la persona moral Gigi Desarrollos, S.A. de C.V., creada en 2012.

El referido Instituto Estatal de Desarrollo Docente e Investigación Educativa, cabe señalar, es dirigido por Margarita Loera Leza, exesposa de Rubén Moreira.

Y siguiendo el árbol genealógico, el hijo de ambos, Rubén Isaac Moreira Loera, funge como subdirector de área en el Tribunal Superior de Justicia.

Claro, en el Poder Judicial, “independiente” del Ejecutivo en el papel.

Ahora bien, Elisa Evangelina Moreira Valdés, hermana de los exgobernadores, continúa como titular en la Dirección de Jubilados, Pensionados y Adultos Mayores, también en la Secretaría de Educación.


La otra hermana, Montserrat Moreira Valdés, es Coordinadora de Control y Seguimiento, en la Dirección Estatal de Servicio Social dependiente de la Secretaría de Educación.

Pero a su vez existe la familia Ramos Moreira. Sobrinos de los exgobernadores.

Álvaro Ramos Moreira es Auxiliar Administrativo de Materiales, dependiente de la Subdirección de recursos financieros, materiales y servicios, en el mismo Instituto Estatal de Desarrollo Docente e Investigación Educativa. Por si fuera poco su hermano, Eduardo Alberto Ramos Moreira, también aparece adscrito ahí.

Ambos figuran como socios en la empresa Construcciones, Desarrollos y Suministros Immer, S.A. de C.V., constituida en 2008.

Luz Elena Ramos Moreira, por su parte, se desempeña en el DIF Estatal, y Elisa Tanahiri Ramos Moreira, en la Secretaría de Educación.

Cortita y al pie

Si no hay un Moreira de apellido al frente del Poder Ejecutivo no puede haber nepotismo, se dirá en su defensa.

Si existen 14 mil empleados en la administración pública estatal no es descabellado que los lazos familiares coincidan en unos cuantos de ellos. Ajá.

La última y nos vamos

“Más Moreira. Mejor Coahuila”, decía el slogan de la campaña en 2011.

Y así seguimos.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5