×
Luis Carlos Plata
Luis Carlos Plata
ver +
Luis Carlos Plata (Saltillo, 1984) es abogado (UAdeC), maestro (UPF, Barcelona) y candidato a doctor (URV, Tarragona), pero practica el periodismo desde hace 17 años, y su trabajo de investigación le ha merecido premios estatales e internacionales. Ha sido articulista de catorcenarios, revistas y periódicos del norte del país desde 2002, además de fungir como director editorial de medios de comunicación en Veracruz.

" Comentar Imprimir
27 Marzo 2020 04:09:00
Los paradigmáticos casos 13 y 14 de coronavirus en Coahuila
Escuchar Nota
Luego de 72 horas con saldo blanco al no existir nuevos contagios de Covid-19 reportados en Coahuila, ayer la Secretaría de Salud informó que un médico de 42 años, originario de Monclova, dio positivo al virus que mantiene al planeta en pandemia y cuarentena.

Quizá no sea motivo de alarma, pero el asunto tampoco es menor, ya que a diferencia de los 12 casos previamente identificados en la entidad, aquí sí existe transmisión local no relacionada con un viaje al extranjero. ¿Qué quiere decir lo anterior? Que no hubo estancia en otros países afectados -como había sido el denominador común hasta la fecha- y nos encontramos ya en otra fase de la epidemia.

Además involucra un especialista de la medicina en contacto directo con pacientes (sin magnificar la historia, pues un riesgo de su profesión es justamente la infección por contacto con terceros en cualquier circunstancia), y en una institución pública que diariamente recibe a miles de derechohabientes (Hospital General de Zona Número 7 del Instituto Mexicano del Seguro Social, en la ciudad acerera).

Y aquí viene lo interesante. Ayer mismo, en diferentes hechos, alrededor de 25 enfermeras y enfermeros adscritos a la Clínica 2 del IMSS en Saltillo protestaron públicamente por la falta de insumos médicos que requieren para atender en condiciones de suficiencia una situación excepcional como la que enfrentamos.

¿Hay entonces una relación directa entre ambos hechos? Es decir, ¿el doctor de Monclova se contagió por no tener material suficiente para protegerse y los asistentes de Saltillo decidieron parar ante un peligro inminente?

De ser así llegamos pronto a un punto de inflexión y de ahora en adelante los servicios de salud no podrán seguir haciendo lo mismo si esperan obtener distintos resultados. Y estamos a tiempo de actuar diferente, considerando la experiencia de otros países, pese a los contextos particulares de cada uno. Para dimensionar: de los 80 mil 589 contagios que se reportaban hasta ayer en Italia, 6 mil 205 corresponden a trabajadores de servicios sanitarios.

En el último mes, no obstante, las compras de la delegación Coahuila del IMSS no se han incrementado de manera significativa, pese al estado de necesidad. Del 27 de febrero, fecha en que se detectó el primer antecedente de Covid-19 en México, al día de hoy, el sistema de contratos registra solo dos adquisiciones: una por 315 mil 858 pesos por concepto de “lentes”, y otra por 32 mil 490 pesos en “material terapéutico”. En los primeros dos meses del año habían facturado en cambio 127 compras menores.

El epidemiólogo que lidera la estrategia del Gobierno federal, Hugo López-Gatell, afirmó ayer que la contingencia sanitaria fase 2 básicamente sirve para que, en un momento dado, no sean tantos los eventuales contagios en semanas posteriores y por consecuencia no colapsen el sistema nacional de salud. El secretario general de la Organización Mundial de la Salud había criticado antier que dicha medida –establecida por la mayoría de gobiernos nacionales- solo serviría para contener, aunque no para resolver el problema.

Y luego está la ética hipocrática. Sí, es otra esfera de competencia, sin embargo es importante recordar el episodio del Hospital General de Torreón, donde 155 empleados (37 médicos, 71 adscritos al área de enfermería y 47 de administración) abandonaron literalmente su puesto de trabajo con goce de sueldo el 19 de marzo.


Cortita y al pie

El desabasto de materiales, accesorios y suministros médicos en el IMSS naturalmente no es un fenómeno que inició el 1 de diciembre de 2018, aunque tampoco hay tiempo para esperar una cantidad mínima de recursos como la que se reunirá en la rifa simbólica del avión presidencial y se destinará para “equipos médicos y hospitales donde se atiende de manera gratuita a la gente pobre”, como reza la inscripción de los ‘cachitos’ que jugarán el próximo 15 de septiembre.

Y no hay pretextos considerando los antecedentes en el tema. Cito un ejemplo para contextualizar: el 30 de agosto de 2019 durante su conferencia matutina, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, sugirió ante un reclamo expreso por falta de medicamentos que médicos, enfermeras y directores de hospitales deberían tomar la decisión de comprarlos con sus ingresos personales cuando estos hicieren falta a un paciente (especialmente cuando se trata de niños) para que no pierda la vida. “¿Qué sociedad somos?”, preguntó en su día.

¿Qué Gobierno tenemos?, se le cuestionaría hoy a él.


La última y nos vamos

Ayer por la tarde la Secretaría de Salud confirmó el caso 14 de coronavirus en Coahuila, de igual forma en Monclova (mujer; 41 años de edad) e igualmente doctora del IMSS y con signos de transmisión comunitaria. Ojo.

Imprimir
COMENTARIOS