×
Silvia Guadalupe Garza Galván
Silvia Guadalupe Garza Galván
ver +
Diputada Federal, Silvia Guadalupe Garza Galván
Partido Acción Nacional
Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Es miembro honorario del Colegio de Biólogos de México. A nivel local ha ejercido diversos cargos, entre ellos el de Directora de Ecología, Parques y Jardines y Fomento Agropecuario del Municipio de Monclova, Coahuila (1997-1999), su ciudad natal. Asimismo, fue Delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (2008-2011) en Coahuila, en donde sus principales acciones se concentraron en controlar la tala forestal clandestina en las sierras de Coahuila; conservar las Áreas Naturales Protegidas así como la fauna endémica y exótica; inspeccionar y sancionar a las industrias; verificar los residuos peligrosos y especiales y hacer un inventario de los pasivos ambientales del Estado. Inició su trayectoria legislativa en el H. Congreso de Coahuila de Zaragoza, fungiendo como Diputada en la LVII Legislatura (2006–2009), en cuya oportunidad participó en las Comisiones de Medio Ambiente, Equidad de Género, Energía y Minas y presidió la Comisión del Agua. Como resultado de su actividad legislativa se impulsó una nueva Ley del Agua, la Ley de Protección a la Maternidad, así como reformas a diversos artículos del Código Penal. A nivel federal se desempeñó como Miembro del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable-Región Noreste y Región Centro de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2003-2004), y ocupó el cargo de Senadora de la República en las LXII y LXIII Legislaturas (2012-2018), siendo la primera Senadora en la historia de Coahuila en haber sido electa por el principio de mayoría. En tal carácter se desempeñó como Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático y Secretaria de las Comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Recursos Hidráulicos, así como de Derechos Humanos, colaborando como integrante de la Comisión de Agricultura y Ganadería, y del Parlamento Latinoamericano en las Comisiones de Medio Ambiente y Turismo. Asimismo, ha sido Consejera Nacional del Partido Acción Nacional, Miembro de la Comisión Permanente de su Comité Ejecutivo Nacional, así como Coordinadora Nacional de Desarrollo Sustentable, y Coordinadora de Medio Ambiente de la Coalición Por México al Frente. Actualmente es Diputada Federal en la LXIV Legislatura, responsabilidad desde la que continúa trabajando por el bienestar de las y los mexicanos. Dirección: Cámara de Diputados, Oficina 64, Edificio H, Piso 2, Avenida Congreso de la Unión 66, Colonia El Parque, Delegación Venustiano Carranza, C.P. 15960, Ciudad de México, 50-36-00-00, ext. 59866. Página web: https://silviagarza.com.mx/ Correo: [email protected] Facebook: Silvia Garza Diputada, Twitter: @Silvia_Diputada, Instagram: @Silvia_Diputada

" Comentar Imprimir
14 Abril 2019 03:47:00
Los pilares de la reforma laboral
El derecho al trabajo es un derecho humano fundamental que permite no solo obtener ingresos para la subsistencia de la persona y su familia, sino que brinda un sentido de pertenencia y cohesión social a quien lo ejerce.

Este derecho se encuentra plenamente reconocido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la cual indica que a ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode, siendo lícitos (Artículo 5), y que toda persona tiene derecho a un trabajo digno y socialmente útil (Artículo 123).

A nivel internacional, la Declaración Universal de Derechos Humanos, adoptada en 1948, señala que toda persona tiene derecho al trabajo y a la libre elección de su trabajo, así como a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social (Artículo 23).

En esta línea, el Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Protocolo de San Salvador), adoptado en 1988, dispone que los gobiernos deben adoptar medidas que garanticen la plena efectividad al derecho al trabajo, en especial las referidas al logro del pleno empleo, a la orientación vocacional y al desarrollo de proyectos de capacitación técnico-profesional (Artículo 6).

En este marco, en la sesión del pasado 11 de abril, la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión aprobó una reforma laboral que incluye modificaciones a la Ley Federal del Trabajo, la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, la Ley Federal de la Defensoría Pública, la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, y la Ley del Seguro Social.

Por la importancia que reviste, señalo a continuación los pilares básicos de la reforma:

1.- Desaparecen las Juntas de Conciliación y Arbitraje y son sustituidas por tribunales federales en materia laboral que dependerán del Poder Judicial. Asimismo, se crea el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) y centros de Conciliación y Registro Laboral para cada entidad federativa. Además de realizar la función conciliadora, estos organismos deberán llevar el registro de todos los contratos colectivos de trabajo, de los reglamentos interiores de trabajo y de las organizaciones sindicales.

De esta manera, se detalla la reforma que en 2017 modificó el Artículo 123 constitucional, apartado A, fracción 20, la cual estableció las bases para que la resolución de las diferencias o los conflictos entre trabajadores y patrones estuviera a cargo de los tribunales laborales del Poder Judicial de la Federación o de las entidades federativas, señalando también que antes de acudir a los tribunales laborales, los trabajadores y patrones deberán asistir a la instancia conciliatoria correspondiente, en este caso el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral y los centros locales mencionados.

Cabe indicar que el CFCRL tendrá la obligación de llevar un padrón especial de los trabajadores agrícolas contratados por periodos. También deberá brindar asesoría a las empleadas del hogar respecto a su inscripción al Instituto Mexicano del Seguro Social.

2.- Se modifican los requisitos que deberán cumplir los estatutos de los sindicatos, a efecto de salvaguardar la democracia de la elección de las diligencias sindicales, que deberán llevarse a cabo mediante un voto directo, personal, libre y secreto.

3.-Se incorporan aspectos vinculados a los derechos humanos y paridad de género; reafirmándose la igualdad y la no discriminación, incluyendo protocolos para abatir el acoso y abuso sexual en el ámbito laboral.

4.- Se establecen multas hasta por cinco mil Unidades de Medida y Actualización (UMA) a las empresas mineras que por riesgos de trabajo, omisión o negligencia, causen lesiones a los trabajadores y les provoquen la muerte.

De este modo, la reforma laboral da contenido a la ya mencionada reforma constitucional en materia de justicia laboral de 2017, al Capítulo Laboral del Tratado México-Estados Unidos-Canadá que se espera entre en vigor este año, así como al Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que establece la libertad de asociación sindical y negociación colectiva, recientemente ratificado por el gobierno de México.

Entre los temas pendientes de la reforma se encuentra la subcontratación, también conocida como outsourcing. Es decir, la reforma no abroga este mecanismo que ha permitido la explotación de un sector laboral al que no se le reconoce su antigüedad, y no disfruta de pensión ni de vacaciones, como es el caso de gran parte del personal de vigilancia y de limpieza. Este tema habrá de ser retomado en el próximo periodo de sesiones.

Tras ser aprobada por la Cámara de Diputados, corresponde ahora al Senado de la República proceder al análisis de la reforma laboral y, en su oportunidad, emitir el dictamen que corresponda.

Nos leemos la próxima semana.

¡Muchas gracias!
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5