×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: [email protected]

" Comentar Imprimir
24 Mayo 2019 03:30:00
Los siete mares
El mar no es democrático: se repliega y oscurece bajo los pasos del paupérrimo; se clarifica, sin embargo, a los pies del poderoso extendiendo su territorio al infinito. ¿Por qué, o más bien, cómo se marcaron fronteras sobre una cosa inasible?

Cuándo de niña empecé a caminar los caminos de tierra, estaba convencida de ser dueña y señora; sentía en mis piernas como si me vistieran los legajos con las escrituras de cada pino y piedra y mata. Así era hasta topar con un cercado, tras del cual el pasto parecía más verde y las sombras más frescas.

No hemos ganado terreno quienes lo caminamos, así lo hayamos mapeado en la memoria. El derecho de tránsito se gana en nuestro mundo con una moneda de cambio diferente.

Está semana hay 5 mil personas dejando huellas en la misma playa; nada más preguntarles al volver, sus historias se escucharán venidas de distintos universos; aunque todos recorrieran iguales carreteras.

Hay agua salada para quien la puede pagar cristalina; existe en una versión light para quien no alcanza el precio, pero sueña con ello; luego está la versión de caridad para quien se sabe con tanto derecho como el resto, pero no sabe explicarse por qué no lo merece.

Esa moneda de cambio con la cual se compra la belleza es tan democrática como el mar moderno: está a la vista, como disponible, pero en realidad es una divisa prohibida
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5