×
Francisco Tobías
Francisco Tobías
ver +

" Comentar Imprimir
01 Octubre 2019 04:00:00
Lucio Cabañas: El alumno de Ayotzinapa
Lucio Cabañas Barrientos de una general zapatista e hijo de un campesino asesinado por un cacique. En la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa le apodaban “El Chivo”.

Desde estudiante sobresalieron sus dotes de liderazgo; como alumno, prontamente se convirtió en representante de escuela y de ahí a líder estudiantil a nivel nacional.

El entorno de Lucio fue la pobreza, la esperanza su alimento de cada día. Su actividad rebasaba con creces la figura típica del maestro. Fue el arquetipo de profesor que ser inculcó en la época del general Lázaro Cárdenas.
Las circunstancias y su sensibilidad lo orillaron a la fuerza a convertirse en un guerrillero. Conocido como Lucio, El Gallo, Miguel, El Chivo, El Profe, El Maistro fue un defensor del pueblo, en específico, de la gente pobre.

Al Estado de Guerrero siempre se le ha caracterizado por ser una entidad con altos índices de violencia en todas sus esferas; particularmente la violencia estructural entre la oligarquía y el proletariado, además, que el comportamiento sanguinario de los grupos delictivos lacera estructuralmente el tejido social.

Pudiéramos decir que estos antecedentes fueron fundamentos para iniciar su guerrilla; atípica en todas sus formas. “Cabañismo” o “Pobrismo” se le llamo a su movimiento. Su guerrilla no siguó los marcos del marxismo-leninismo, ni del guevarismo; aunque se dice, según lo comentado por historiadores, que sus brigadas, recibieron técnicas guerrilleras aprendidas en Corea del Norte.

En su ideario, y enfrentando el dogmatismo ultraizquierdista, no pensaba en un modelo útopico de sociedad, quería resolver cuestiones prácticas y urgentes y no especular sobre un mundo mejor que no había llegado aún.

En Mayo de 1969 funda el Partido de los Pobres (PDLP).

Las represiones por parte del Gobierno no mataron la esperanza, al contrario, incentivaron a nuevas generaciones inconformes. El nombre de Lucio Cabañas representa hoy en día, la esperanza de una sociedad justa.

Con una vida llena de claroscuros. El robo, el secuestro, la privación de la libertad y el asesinato los hizo suyos. Sin embargo, juzgar nos obligaría a tomar atribuciones que no nos corresponden.

A propósito de los desaparecidos de Ayotzinapa y la postura del nuevo gobierno, vale la pena recordar la vida de este líder sin hacerlo de una manera prejuiciosa. Le sobreviven sus palabras, acciones y cualquier opinión en cualquier sentido debe ser tomada a título personal y no como la voz de un colectivo.



Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65