×
Aida Sifuentes
Aida Sifuentes
ver +
Es originaria de Sabinas, Coahuila. Egresó de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Coahuila y actualmente estudia ingeniería civil en la misma universidad. Colaboró en el Centro Cultural Vito Alessio Robles como correctora de estilo, y se ha desempeñado como periodista cultural. Es ajedrecista profesional y lectora por vocación.

" Comentar Imprimir
27 Noviembre 2018 04:03:00
Luz obscura
Luis Jorge Boone antologa la obra de Julián Herbert, con la editorial Atrasalante bajo el título de Oscura. A través de las 133 páginas que componen el libro, el poeta nos guía en un recorrido para conocer la evolución estilística, los temas y fijaciones recurrentes en la escritura de Julián.

La curiosidad es un vicio común que nos aqueja a todos, siempre vamos aquí y allá tratando de averiguar un poco más de lo que se muestra a simple vista. El lector no puede dejar de lado este instinto y, siempre, intenta desentrañar las manías o hábitos de sus escritores predilectos; así va uno saltando de entrevista en entrevista para descubrir que a García Márquez le gustaba la música de Shakira o que Ernest Hemingway escribía en libretas Moleskine.

Alguna vez Borges dijo que para ser un buen escritor hay que ser un buen lector. Y esa es una de las principales incógnitas que tratamos de desentrañar.   ¿A quiénes leen los escritores que leemos? Pero hay una cuestión más interesante, ¿cómo leen los escritores a quienes leemos?

Boone jamás ha sido un escritor flojo que se conforma a un sólo género literario o que se quede en la superficie de una idea, era evidente esperar en él, también, una lectura profunda y concienzuda. De tal forma que este libro no lleva un orden cronológico, sino que reclasifica la poesía escrita por Herbert y la agrupa en seis apartados (algunos de mayor extensión que otros).

En El cielo es el Naipe encontramos el tema de los viajes; en Sound System en Provenza, se recolectan los textos sobre el amor y sus variaciones  -no es una sorpresa descubrir que es la más amplio de las secciones-; en Destreza Pasajera agrupa vivencias familiares; This is Sparta es una mini selección de dos poemas sobre guerrilleros modernos y que nos permite disfrutar el lado humorístico de la poesía; Nadie Dice mi Nombre reúne las voces narrativas que gritan entre las páginas; y finalmente, Oscura reúne el tema de la escritura y la poesía.

Esa es la doble ventaja que nos otorgan las antologías. Son como las estampitas cromadas de los álbumes coleccionables, que si se agitan un poco podemos observar un movimiento sutil. No sólo tenemos a nuestra disposición el texto del interior, si prestamos suficiente atención podemos descubrir los mapas de pensamiento que se desarrollan en la cabeza del antologador.

En la portada de Oscura vemos la ilustración de un boxeador que hace sombra. Lucha sólo para entrenar. Si tomamos el libro y lo hacemos oscilar como estampita podremos ver, en primer plano, la poesía de Herbert y, en el segundo, la voz de Luis Jorge dándole un orden a todo.

Un dos por uno de lectura norteña que no tiene desperdicio.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65