0 1 2 3
×
4
Roberto Legaspi Ruiz
Roberto Legaspi Ruiz
ver +

" Comentar Imprimir
13 Abril 2013 04:00:29
Mario Ochoa: Su legado en la UAdeC
Escuchar Nota
SIEMPRE DESEé tomarme un café con él, sin embargo jamás fue posible, creí incluso que era mi amigo, pero jamás tuve oportunidad de comprobarlo, me atendió institucionalmente bien, pero no puedo dejar de reconocer que como rector de nuestra máxima casa de estudios ha dejado su huella, su legado y un gran reto para el que llega, un reto enorme, porque deja una institución en los cuernos de la luna en lo catedrático y en lo administrativo, pero sobre todo una universidad llena de paz social, de tranquilidad y de orgullo porque es la UAdeC una de las mejores del país. Todo ello con un gran equipo que le apoyó y siguió al pie de la letra los planes de trabajo.

ASí EMPECé MI CHARLA con mi amigo José Luis Martínez, que por cierto es su secretario particular y quien cotidianamente me atendió y muy bien, y ahora está aquí en mi mesa charlando sobre el adiós que en dos semanas hará Mario Ochoa Rivera, quien este lunes rinde lo que será su último informe de actividades administrativas y catedráticas para luego hacerse a un lado y dejar que quien le suceda en el cargo, continúe con esta noble y loable tarea, seguir con el forjamiento de jóvenes profesionales que al culminar sus estudios, esparzan sus conocimientos en el país y en el extranjero y por qué no, en su propia tierra que es Coahuila.

EL SEÑOR RECTOR, toma la palabra José Luis, siempre se entregó a superar los retos a buscar que la universidad fuese una de las mejores, no escatimó tiempos ni esfuerzos, quería responder a las demandas universitarias, buscaba que los jóvenes egresados fuesen recibidos por las empresas por su gran preparación académica, siempre se buscó el extra para que decir “soy egresado de la UAdeC”, lo expresaran con orgullo y sabedores de que con la preparación recibida las puertas laborales siempre estarían abiertas.

TUVO siempre un gran equipo, pero hay que destacar a dos de ellos, dije a José Luis, en el área administrativa, una de las más difíciles porque había que luchar a veces con la falta de recursos, está Blas Flores Dávila, siempre discreto, siempre eficiente y buscando fórmulas para que no faltaran los recursos a los planteles diversos a los programas académicos, a las aéreas de investigaciones científicas, un rubro poco mencionado, pero que se le está dando por parte del rector un gran impulso, lo mismo que a la cultura universitaria, ha sido el artífice para que rectoría no se detenga en sus ambiciosos planes de crecimiento aunado a un factor, la honestidad y transparencia como fórmula para manejar los recursos económicos.

ASí ES ROBERTO, el otro gran aliado, sin menospreciar a nadie, porque todos tienen su importancia en las tareas que realizan, es Guillermo González Calderón, como el responsable de manejar la paz y tranquilidad universitaria, ha sido un factor importante e igual de discreto que Blas Flores, inmerso en sus tareas nunca ha buscado los reflectores, sino en corresponder a la confianza depositada en su capacidad profesional y como persona.

ESTO MERECE OTRA oportunidad de charlar, le dije a José Luis, mientras mi hermosa Alondra, vestida con un minúsculo uniforme negro, nos servía dos tazas de aromático café endulzadas con una sonrisa.

RETO CUMPLIDO Y CON CRECES, Mario Ochoa, puede irse como rector con la frente en alto y la satisfacción de haber cumplido, SEIS AÑOS de crecimiento no se olvidarán en la historia universitaria, se va como un gran rector.

EL RETO ES PARA EL QUE SIGUE.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22