0 1 2 3
×
4
Enrique Alvarez del Castillo
Enrique Alvarez del Castillo
ver +

" Comentar Imprimir
19 Noviembre 2014 04:00:35
Más vale pájaro en cartelera
Escuchar Nota
De vez en cuando se proyectan cintas que no son del gusto de todo el mundo que incluso provocan que algunas personas se levanten de su butaca, a la mitad de la función, y abandonen la sala, a diferencia de otros tantos que disfrutan de una propuesta totalmente diferente a lo que normalmente se presenta en cartelera.

Ahora es el director mexicano Alejandro González Iñárritu quien, a cuatro años de haber presentado “Biutiful”, nuevamente se encuentra bajo los reflectores por el estreno de “Birdman”, película de impecable manufactura en cuanto al guión y diseño de producción, que indudablemente hará ruido en la siguiente entrega de los Oscar. Una cinta que provoca este raro efecto de “amor-odio” entre los cinéfilos.

El reparto está encabezado por Michael Keaton, quien interpreta a un famoso actor conocido por encarnar años antes a un superhéroe que ahora intenta demostrar al mundo que posee cualidades histriónicas dignas de una puesta en escena en Broadway. Esto seguramente fue como una patada en la espinilla a Keaton después de haber sido el Batman de Tim Burton, y ser encasillado por varios años en este papel que al menos le sirvió para comprobar que es lo suficientemente trompudo como para lucir una máscara de superhéroe y así repetir la dosis en “Birdman”.

Complementan el casting de manera genial Naomi Watts, el actorazo Edward Norton, que afortunadamente se sacó del cerebro a Hulk para dedicarse a estos papeles que son lo suyo, y para el agradecido público masculino Emma Stone, quien aceptó el papel de Sam, hija de Riggan, alias Birdman (Keaton).

La parte musical corrió a cargo de Antonio Sánchez, músico que debuta en el mundo del séptimo arte con esta banda sonora, uno de los grandes aciertos de la producción.

El soundtrack que Sánchez ideó está conformado casi en su mayoría por ritmos de acid jazz, funk, jazz latino y fusion entre otras tantas mescolanzas, que dan como resultado el ambiente idóneo para cada una de las escenas.

Otra parte a destacar de esta película es la continuidad tan minuciosa que se aplicó en un plano secuencia, que dura alrededor de hora y media, con tan sólo unos cortes sutiles y que pasan inadvertidos por casi todo el mundo y que logran hacer de esta cinta una especie de mega escena consecutiva que sólo se interrumpe casi al final de la historia.

Al final de cuentas, es una comedia con un humor bastante más inteligente al que los gringos nos venden con mucha facilidad y que han dejado tantos millones a actores como Jim Carrey, quien efectivamente, y como dice el título de su última cinta (y esperemos que en realidad sea la última), cada día es más tonto.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22