×
Por Eloísa
Por Eloísa
ver +

" Comentar Imprimir
30 Julio 2008 04:00:00
Mejor estancia en hospital
Estos son algunos consejos que le serán de gran utilidad para resolver pequeños problemas o bien para dar realce a sus ideas.

Póngalos en práctica y viva su vida en armonía con todo lo que le rodea.

FELIZ ESTANCIA EN EL HOSPITAL

Cuando por algún motivo un bebé o niño pequeño debe permanecer un tiempo en el hospital, puede resultar una terrible experiencia para él. Las grabaciones de voces de los padres del niño, ya sea hablando o cantando, relajan al bebé. A un niño más grande se le puede enseñar a poner la cinta en la grabadora. Las grabaciones, no sólo de las voces de sus padres, sino de sus canciones favoritas o cuentos pueden hacer que el día se pase más rápida y felizmente. Un niño contento se alivia más rápido. Aunque mamá trate de estar con él el mayor tiempo posible, debe ausentarse ocasionalmente. Así que grabe canciones y cuéntele historias para que las escuche cuando esté a solas. Qué satisfacción para el pequeño escuchar a mamá y papá riendo y cantando.

PARA SACAR EL PAVO DE LA CHAROLA

Para levantar con facilidad de la charola o pavera en que se ha metido el horno un ave “gigante”, haga lo siguiente: Antes de ponerla en el recipiente, ate un cordón fuerte alrededor del ave y sobre las alas, luego otro por encima de las piernas y también de manera que rodee el cuerpo. Forme ahora un asa cruzando otro cordón fuerte de modo que coja los cordones horizontales. Éstos sostienen las piernas y las alas del pavo para que no pierda su forma y facilitan sacarlos de la charola.

EVITE SALPICADURAS

Para reducir al mínimo las salpicaduras cuando se trabaja con la batidora portátil, hágale una abertura en el centro de un plato de cartón. Luego haga allí mismo una o dos perforaciones que le permitan introducir los vástagos de las aspas y coloque el plato sobre el tazón en donde va a batir sus preparaciones casi sin que se ensucie nada alrededor.

¿VA A PINTAR?

Antes de comenzar la obra quítele la etiqueta al envase y guárdela a la mano. Cuando termine, vuelva a poner la etiqueta fijándola con cinta adhesiva transparente, como en esta forma se conservará limpia, podrá ver las instrucciones claramente cuando lo necesite y también tendrá el color a la vista libre de chorreaduras que dificulten su identificación. Éste es un detalle muy simple y sin importancia, sin embargo nos ahorra contrariedades en muchos casos. ¡Cuántas veces habrá querido otro bote de la misma pintura exactamente y no ha podido identificar su color porque con las chorreaduras del envase ya no se ve! Lo mismo habrá pasado con los números que permiten comprar otra lata exactamente igual.

Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5