×
Marcelo Torres Cofiño
Marcelo Torres Cofiño
ver +
Marcelo Torres Cofiño es miembro del Partido Acción Nacional desde 2006, fue Diputado Federal del Estado de Coahuila en la LXII Legislatura. Fue Presidente del Partido Acción Nacional y actualmente es Diputado Local, coordinador del grupo parlamentario del PAN y Presidente de la Junta de Gobierno en la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
10 Febrero 2019 03:39:00
Menos en Coahuila
A Jorge Torres López se le buscaba por todas partes, menos en Coahuila. La gravedad de los delitos contra el patrimonio de la entidad que se atribuyen al exgobernador interino no ha sido suficiente para motivar a quienes han ocupado la titularidad de la Fiscalía del Estado a realizar algún tipo de indagación que busque llevarlo ante la justicia. Y ya ni hablar de la Fiscalía Anticorrupción, cuyo titular comparte con Torres López el dudoso honor de haber estado al servicio directo de Humberto Moreira.

Como todos sabemos, las instituciones coahuilenses trabajaron para garantizar impunidad a los autores de la megadeuda y del saqueo a las arcas. Porque, incluso en caso de que se concrete la extradición y Torres López vaya a hacer compañía al extesorero Javier Villarreal a una prisión texana, los delitos por los que se le castigaría serían los que se le imputan en los Estados Unidos y no los que cometió en Coahuila.

Recordemos que la orden de captura que giraron las autoridades norteamericanas contra Jorge Torres es por haber realizado operaciones financieras en aquella nación con dinero que se presume es de procedencia ilícita. En otras palabras, si el exgobernador lograra acreditar el origen legal del dinero que utilizó para realizar depósitos bancarios y comprar propiedades en Texas, de manera automática sería dejado en libertad.

Sin embargo, los fiscales norteamericanos, que sí trabajan, tienen evidencia y testimoniales de que ese dinero no provino del trabajo honesto del títere de Humberto Moreira. Así las cosas, en el mejor de los casos Jorge Torres López será procesado en Estados Unidos, pero no por el latrocinio que supuso la megadeuda porque, de manera similar a lo que se ha hecho con Javier Villarreal, aquí nadie lo acusará de nada. Por el contrario, gozará de la protección de la Fiscalía y del Poder Judicial como hasta ahora ha ocurrido.

Hay que recordar también, porque a veces se nos olvida, que la mayoría priista de la Legislatura LVIII del Congreso de Coahuila aprobó legalizar la deuda, incluso aquella que fue contratada de manera ilícita mediante el empleo de documentos apócrifos. Y que el priismo ha frenado cada intento posterior por que se esclarezca el origen y destino de la megadeuda desde el Poder Legislativo, contando ahora, incluso, con la muy sospechosa complicidad de la diputada por Morena.

Se muestra pues, cómo la totalidad de las instituciones coahuilenses han actuado para proteger a Jorge Torres y, por supuesto, a sus jefes los hermanos Moreira. Por eso, incluso cuando las autoridades norteamericanas actúen, los delitos cometidos en la entidad por esos pillos tienen una elevada probabilidad de quedar impunes. Lo que significa, para la ciudadanía, seguir pagando por décadas el desfalco mientras unos pocos criminales disfrutan de su riqueza mal habida.

La indignación que experimentan los habitantes de nuestro estado se explica de manera plena. Sobre todo cuando saben que algo similar pasará con el caso de las empresas fantasmas de Rubén; delito que tal vez buscará castigarse en otros lugares, menos en Coahuila.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5