×
Lulú De Koster.
Lulú De Koster.
ver +
Lulú De Koster es periodista, egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAdeC (1995). Ha sido Premio Estatal de Periodismo, colaboradora en redacciones de periódicos locales, editorialista, productora y conductora en medios de comunicación electrónicos. Actualmente es integrante del Consejo de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción (Coahuila) y los comentarios aquí vertidos son a nombre de la autora.

" Comentar Imprimir
12 Diciembre 2018 04:03:00
México, ¿de los más corruptos?
Hace unos días estuve en el Coloquio de Economía Regional en el Centro de Investigaciones Socioeconómicas (CISE) de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), en la Unidad Camporredondo en Saltillo, donde un grupo de aspirantes al grado doctoral presentaron avances de investigaciones principalmente vinculadas con temas económicos y de impacto en la Región Sureste del estado.

Uno de estos temas es especialmente interesante porque estudia la corrupción desde un enfoque económico y social, sobre los efectos en el índice presupuestal y los ciudadanos.

La tesis sobre el modelo de crecimiento del gasto público y las consecuencias de la corrupción en Coahuila, analiza desde un punto de vista científico y meramente académico, una problemática que el Inegi advierte como grave o como la principal preocupación de los mexicanos y de los coahuilenses, incluso sobre los índices de inseguridad o falta de inversión en infraestructura.

El catedrático David Franco Chichao ofreció una ponencia frente a sus asesores y coordinadores del CISE, entre ellos Gilberto Aboites Manrique y Gustavo Félix Verduzco. En su propuesta, Franco Chichao advierte una hipótesis que tiene relación con la corrupción y las pérdidas que esta práctica ocasiona al gasto público. Además, maneja las estadísticas de percepción de la corrupción que ha dado a conocer el Inegi, a través de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (Encig 2017).

Entre las frases de su exposición, debo resaltar algunas como esta que dejó ir Franco Chichao: “mientras la corrupción sea más alta en una ciudad o entidad, en el país, será mayor el impacto negativo en la economía y el gasto público, porque los efectos de la corrupción pueden ser medibles y atacables”.

Reconoció que la corrupción, por tratarse de una actividad ilícita, es difícil de medir con valores exactos, pero sí es posible detectar y revertir efectos en áreas de prevalencia de posibles actos ilegales, relacionados con la falta de honestidad, integridad y ética de los servidores públicos, ciudadanos, empresarios, etcétera.

Existe argumentación entre la percepción de corrupción en instituciones dependiendo también de la forma y la calidad del servicio público que se ofrece en el estado y los municipios, porque en trámites como la emisión de una licencia de conducir, un permiso para instalar un negocio, la atención médica en hospitales de Gobierno, en la dotación de servicios como el de seguridad pública o de recolección de basura, es común que la corrupción afecte los estándares de calidad que exigen quienes pagan sus impuestos.

Los asesores de David Franco Chichao, investigador del CISE, hablaron también del Sistema Nacional Anticorrupción y los sistemas locales, reconocen los esfuerzos para controlar e inhibir los actos de ilegalidad que merman las finanzas públicas.

Es importante reconocer el trabajo permanente de investigadores de la UAdeC, quienes aportan meses y años de análisis, hipótesis, textos con proyección a futuro, contenidos y propuestas sustentadas científicamente sobre uno de los problemas más graves para los mexicanos y coahuilenses: la corrupción.



Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65