×
Cholyn Garza
Cholyn Garza
ver +
Cholyn Garza nació en Veracruz. Radica en Piedras Negras, Coahuila desde 1961. Es licenciada en Desarrollo Humano y Diplomada en Derechos Humanos. Se inició profesionalmente en el periodismo en 1995 en el Periódico Zócalo de Piedras Negras. Le preocupa la problemática social y le apasionan los temás políticos.

" Comentar Imprimir
10 Octubre 2020 04:00:00
México es de todos los mexicanos
Escuchar Nota
Me entristece sobremanera todo lo que sucede en el país, en mi México querido, en el México de todos nosotros, los que hemos gozado del privilegio de nacer en esta tierra bendita y generosa.

Sí, generosa con propios y extraños porque nuestro país nos ha dado mucho más de lo que nadie pudo imaginar. Quizás por ser tan generosa, no pocos han pretendido adueñarse de ella.

Créame usted que no necesitamos transportarnos al pasado y recorrer nuestra Historia, para darnos cuenta del propósito de quienes intentaron apoderarse de nuestro territorio.

Solo necesitamos observar cómo están actuando quienes hoy ostentan el poder, para conocer sus verdaderas intenciones. La polarización en la que nos tienen inmersos es muy lamentable. Más aún que, quien debería ser el promotor de unidad entre todos los mexicanos, sea el primero el lanzar ataques a supuestos “adversarios”.

Desde que inició su mandato no ha dejado de hacer campaña. Se olvidó que un gobernante -que se precie de serlo- debe gobernar para todos los ciudadanos por eso ostenta la Banda Presidencial. Por eso también se le designa como Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, contemplado en nuestra Carta Magna, la que quiere modificar a su antojo en el momento que desea.

El Presidente de la República, lo que dure su gestión tendrá un altísimo y sagrado deber de velar por la seguridad, por el bienestar, por la tranquilidad de la nación y la de todos sus ciudadanos. Pero…. Que se entienda que y quede claro, que nadie es dueño de nada de lo que hay en las instituciones, dependencias, ni siquiera en las habitaciones que ocupe el presidente durante su mandato, a excepción de las pertenencias que haya llevado consigo.

Por eso existen los inventarios; entrada y salida deben quedar fiscalizados. No como se hizo en Los Pinos solo para poner un ejemplo. Se hizo mucho escándalo de que faltaban “cosas”. Nunca se especificó qué cosas. Tenía que haberse efectuado una entrega-recepción y haber estampado firmas en los documentos para saber qué había y qué faltaba.

No se hicieron “bolas” como diría el clásico, quisieron desprestigiar sin pruebas. ¿Existe inventario y no lo dieron a conocer? Qué raro que siendo tan honestos -eso dicen- y habiendo formado equipos para acudir a las diferentes dependencias para efectuar la transición, no hayan observado nada turbio. Y si lo encontraron ¿guardaron silencio? Porque de ser así se convirtieron en cómplices.

Nunca, como hoy, habíamos estado expuestos los ciudadanos al encono, a la polarización que solo muestra intolerancia, falta de respeto de quien gobierna hacia quienes no están de acuerdo con sus decisiones.

En cambio, diputados y senadores, a quienes les pagamos para que actúen con responsabilidad, hacen lo que les ordena el presidente no lo que deben hacer en bien del país. No les importa dañar a los ciudadanos, sino apoderarse de lo que ellos nunca construyeron y no les pertenece. Tal es el caso de los fideicomisos, por ejemplo, cuya desaparición obedece a una intención: no hay dinero para continuar con los caprichos de quien gobierna y hay que reunirlo de donde sea y como sea.

La ciencia, la salud, el deporte, los desastres y todos los demás ¡no importan! ¡qué se rasquen con sus uñas!

Aducen que será para hacer frente a la pandemia. ¿En qué momento se preocuparon por nuestra salud? El Covid-19 se les salió de control, no quisieron darle la importancia que la enfermedad ha representado desde su aparición.

Bromas estúpidas se escucharon desde Palacio Nacional mostrando falta de empatía e ignorancia. A pesar de las advertencias de los expertos, se ignoraron, porque el huésped de palacio cree saber todo y no es así.
Hemos sido el hazmerreír con la supuesta venta del avión presidencial. ¿Cuánto nos ha costado esa soberbia? ¿Cuánto nos están costando los proyectos injustificados de un gobierno?

“Primero es la salud” dicen para justificar apropiarse del dinero de los fideicomisos. ¡Falso! A este gobierno nunca le ha importado lo que nos suceda a los ciudadanos. Solo les importa irse adueñando de todo lo que desean. Su ambición y maldad no tienen límites.

Bien dicen que no se le debe dar el poder a resentidos. Es muy cierto, porque lo ejercerán para confrontar. Señalarán la corrupción del pasado y ocultarán la propia. Destruirán instituciones o les cambiarán de nombre, aunque sigan las mismas prácticas.

El peligro se incrementa cuando además de resentimiento los acompaña la ignorancia. La prueba está en que los que llegan al poder se sienten dueños de lo que hay en el país. Olvidan que México no es de un gobernante, ni de un partido político, México es de todos los mexicanos y tenemos nuestra Carta Magna que nos legaron verdaderos Constituyentes, no ignorantes levantadedos que pretendan modificarla a su conveniencia, en los congresos. ¿O no, señores Magistrados de la Suprema Corte?
Imprimir
COMENTARIOS