×
Luis Carlos Plata
Luis Carlos Plata
ver +
Luis Carlos Plata (Saltillo, 1984) es abogado (UAdeC), maestro (UPF, Barcelona) y candidato a doctor (URV, Tarragona), pero practica el periodismo desde hace 17 años, y su trabajo de investigación le ha merecido premios estatales e internacionales. Ha sido articulista de catorcenarios, revistas y periódicos del norte del país desde 2002, además de fungir como director editorial de medios de comunicación en Veracruz.

" Comentar Imprimir
25 Marzo 2020 04:10:00
Mientras tanto en Coahuila, cervecería de Nava amplía en 18 km su acueducto
Escuchar Nota
Nadie supo, pero el sábado 23 de noviembre de 2019 la Compañía Cervecera de Coahuila, S. de R.L. de C.V., persona moral que administra la cervecería de Constellation Brands en Nava, publicó un desplegado para informar que construirá un acueducto de 18 kilómetros que, sumados al acueducto original de 60 kilómetros que le abastece agua potable, en la región de Los Cinco Manantiales, formará una estructura 66% mayor a la obra que se requería en Mexicali, Baja California, para iniciar operaciones de la planta que se acaba de cancelar el fin de semana mediante consulta popular.

Sin embargo en Coahuila –cuya geografía mayoritaria es también un semidesierto– no pasa nada. O existe licencia social, según se vea.

De acuerdo con un reporte de Constellation Brands, en 2017 su fábrica de Nava produjo 27.5 millones de hectolitros de cerveza, proyectando una cantidad anual similar para 2018 y 2019, aunque se encuentra en un proceso de ampliación que le permitirá producir 30 millones de hectolitros “para satisfacer la demanda de nuestras marcas que existen en Estados Unidos”, afirma.

Desde 2013 adquirió de Grupo Modelo sus instalaciones en la entidad y en 2014 inauguró una fábrica productora de vidrio (Compañía Vidriera de Coahuila) adyacente a la industria de Nava para la producción de botellas de envase. Sus socios son CB Cervecera Operation, S. A. de R.L. y CIH Internacional, S.A. de R.L.

Entonces producía 10 millones de hectolitros anualmente, y a partir de ese año incrementó en 2 mil 200 empleados la plantilla laboral. En total tiene 2 mil 845 colaboradores. Para calcular el agua requerida, justo es decirlo, se tendría que multiplicar la cifra por tres, resultando una cantidad de 90 millones de hectolitros. Un solo hectolitro, para dimensionar, equivale a 100 litros. ¿Justifica el empleo generado los recursos naturales extraídos?

Así, bajo el nombre Proyecto Acueducto 18K, la compañía estadunidense solicitó el 18 de noviembre de 2019 una Manifestación de Impacto Ambiental Modalidad Particular a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y tuvo la obligación de manifestarlo públicamente para cumplir con el requisito dispuesto en el Artículo 34, fracción I de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.

Se trata de una construcción “eminentemente subterránea”, donde la mayor parte del trazo “será a través de caminos existentes”. Técnicamente le llaman “infraestructura de apoyo”, una tubería paralela en los últimos 18 kilómetros del acueducto. El proyecto, cabe señalar, se ubica dentro de los límites municipales de Zaragoza y Nava, sin más detalles acerca de su ubicación exacta.

La planta cervecera, cabe señalar, actualmente ya es abastecida de agua potable a través de un acueducto con longitud aproximada de 60 kilómetros. Y aunque Constellation Brands advierte que no se trata de aumentar el consumo, ¿cómo podría producir por consecuencia los 2.5 millones de hectolitros extras más de cerveza?

Según su explicación, el acueducto adicional de 18 kilómetros es una obra secundaria para no frenar el flujo del vital líquido mientras realicen mantenimiento a la vía principal. ¿Basta entonces con no cerrar la llave para multiplicar la ganancia?

En Baja California, para contextualizar, el acueducto que requerían para la fábrica era de 47 kilómetros. Y fue licitado por el Gobierno de aquel estado (encabezado por el panista “Kiko” Vega) para su construcción con recursos públicos. En Coahuila, con el anexo, suman 78 kilómetros. Es decir, será un 66% más amplio.


Cortita y al pie

En Mexicali se consultó públicamente y se decidió abortar el proyecto de Constellation Brands (de mil 400 millones de dólares en inversión estimada), como sucedió en su día con el aeropuerto de Texcoco, o la aprobación del Tren Maya. Ejercicios de democracia directa inéditos, aunque naturalmente cuestionables.

En Tabasco, desde antes de la consulta convocada por la Secretaría de Gobernación los días 21 y 22 de marzo para tal efecto, se le invitó a instalarse. Un ofrecimiento con facilidades pues hay agua; el 33% de los recursos hídricos del país. Pero importa más la cercanía con la franja fronteriza para su distribución hacia el sur de Estados Unidos. Su mercado y destino final.

Villahermosa, por ejemplo, se ubica a mil 962 kilómetros de Nava, Coahuila. Ayer también entró en la puja el Gobierno de Nayarit, quien propuso su entidad para reubicarse.


La última y nos vamos

La otra planta de Constellation Brands en México, establecida en Ciudad Obregón, Sonora, es prácticamente improductiva. ¿Y Coahuila a nadie le preocupa?
Imprimir
COMENTARIOS