×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
06 Septiembre 2019 04:04:00
Misoginia católica
No por nada la expresidenta irlandesa Mary Patricia McAleese, en marzo pasado, se refirió al Vaticano como un “imperio de la misoginia”, lo anterior al analizar el papel de la mujer en la Iglesia Católica a lo largo de su historia. Por esto, la expresidenta fue vetada de inmediato por el Vaticano. “La Iglesia Católica es uno de los últimos grandes bastiones de la misoginia”, dijo la política de 66 años, en una conferencia de prensa.

Poco después, en reacción a dicha consigna, al ser elegido en 2013, el papa Francisco aseguró que él siempre ha considerado que “una Iglesia sin mujeres es como el Colegio Apostólico sin María”. “No nos podemos imaginar una Iglesia sin mujeres”, aseguró. Sin embargo, el mismo Papa nunca ha podido explicar el porqué las mujeres ganan menos que los hombres al interior de la Iglesia Católica y la razón por la cual él mismo cerró la puerta a la ordenación de sacerdotisas.

Las duras críticas de la expresidenta de Irlanda, un país caracterizado por su religiosidad católica, se suman a un reportaje publicado este mismo año en el periódico del mismo Vaticano, L’Osservatore Romano, en el cual se expusieron las condiciones de servidumbre en las que se ven forzadas a trabajar muchas monjas para los cardenales y demás miembros masculinos de la Iglesia.

En ese mismo tenor, en días pasados se dio a conocer, en redes sociales, un video en el cual se ve cómo a gritos y empujones, el obispo de Saltillo, Raúl Vera López, intenta amedrentar a unas religiosas pertenecientes a una congregación de nombre Las Adoratrices del Santísimo Sacramento.

En dicho video, frente a testigos, fray Raúl Vera violenta verbalmente a las religiosas llamándolas “idiotas” y “zánganas”, solo porque le negaron la entrada a la intimidad de su convento. “No puedes negarle la entrada al Obispo por ningún motivo”, gritaba don Raúl. Después se supo que, tras el evento y en represalia, se decidió suprimir la congregación en Saltillo desde el Vaticano, y que también en castigo estas monjas fueron excomulgadas y acusadas de desobediencia.

Según se dice, el enojo de Vera López surgió a partir de la donación de un terreno que un creyente le realizó a las Adoratrices para que construyan su monasterio, dado que actualmente viven en una casa rentada y que el obispo, al enterarse de dicha situación, intenta obligar a las monjas a que le cedan el terreno a la Diócesis, decisión en la que no están de acuerdo las religiosas, según dijeron luego algunos feligreses que se quejaron del proceder del líder de la Iglesia Católica en Saltillo.

Así pues, y sea cual fuere la indignación del Obispo, en nada justifica su conducta frente a las mujeres que buscan establecer su orden en nuestro municipio y que ante la violenta irrupción del líder católico en su casa, no tuvieron otra opción más que cerrarle la puerta del monasterio y dejarlo afuera gritando.

Sin duda, algo de cierto tienen las palabras de la primera vicerrectora católica de la Universidad de Queens de Belfast y expresidenta de la República de Irlanda, al asegurar que la Iglesia Católica debe replantearse el tema de la mujer y su importancia tanto al interior de la Iglesia, como en la sociedad. Y es que de no hacerlo, los altos mandos de esa religión seguirán pensando que son permisibles conductas aberrantes como la de nuestro Obispo.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65