×
El Espectador
El Espectador
ver +
Columnista Político

" Comentar Imprimir
06 Junio 2010 04:08:04
Moreira mantiene control de su gobierno
El pasado 1 de junio el profesor Humberto Moreira Valdés entró a su último cuarto como gobernador de Coahuila; está a 18 meses de terminar constitucionalmente con el encargo público que desempeña desde el 1 de diciembre del 2005.

Pero al incursionar en su último año y medio de gobierno sigue rompiendo esquemas, y lejos de aparecer como el clásico mandatario al que el poder se le empieza a ir de las manos debido al término de su gestión, evidencia fortalezas y un nivel de control político poco común para una administración en plena recta final.

Hace seis años, al entonces gobernador Enrique Martínez se le empezaba a complicar la estabilidad política de su administración debido a la cantidad de personajes que aspiraron a sucederlo, como fue el caso –por citar algunos nombres– de Raúl Sifuentes Guerrero, Miguel Arizpe Jiménez, Jesús María Ramón Valdés, Óscar Pimentel González y Javier Guerrero García, quienes disputaron la nominación al ahora Gobernador.

A estas alturas, Moreira mantiene firmes sus ideas ante los errores del Gobierno federal; cuestiona con carácter las ocurrencias y desplantes de sus detractores, y, con dureza, encara al Presidente de la República cada vez que aquel comete acciones que considera injustas para Coahuila y su gobierno.

Hacia el interior de su administración, el Gobernador también manifiesta brío y recién aplicó los que quizá serán los últimos cambios en su mandato, y aprovechó para advertir que, salvo un par de excepciones, ninguno de los integrantes de su gabinete resulta inamovible
.

PRIMERA LLAMADA… PRIMERA:
Dentro del aparato gubernamental que existe en Coahuila, el gobernador Humberto Moreira Valdés aseguró que solamente dos colaboradores tienen el carácter de inamovible, por lo que estarán en la administración estatal hasta su término.

En concreto, el Gobernador se refirió a su esposa, la señora Vanesa Guerrero, quien le ayuda como presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y del Voluntariado de Coahuila.

El otro personaje inamovible al que hizo mención es el coordinador de Comunicación Social del Gobierno del Estado, David Aguillón Rosales, hoy por hoy su colaborador más cercano y de mayor confianza.

Fuera de ellos, el resto de los servidores públicos, sin excepción, deberán seguir mostrando lealtad, compromiso ciudadano y resultados en su desempeño público, si es que en sus planes está el formar parte de la actual administración estatal hasta el término de su vigencia.

SEGUNDA LLAMADA… SEGUNDA:
Los últimos cambios dentro del Gobierno estatal fueron oficializados por el propio Gobernador durante una gira de trabajo que este último fin de semana realizó en Monclova.

Si bien a lo largo de las últimas semanas se especuló respecto a la salida del secretario de Gobierno, Armando Luna Canales, y el relevo de Jorge Torres López como secretario de Desarrollo Social, a fin de pasar a integrar una nueva responsabilidad estatal finalmente el Mandatario aclaró que ambos funcionarios permanecerán en sus actuales puestos.

Lo mismo ocurrirá con el subsecretario de Egresos de la Secretaría de Finanzas, Miguel Rodríguez Flores, quien fue propuesto para pisar el siguiente escalón en esa misma dependencia, pero al menos por ahora seguirá en el puesto que el Gobernador le encargó el 9 de diciembre del año pasado.

TERCERA LLAMADA… PRINCIPIAMOS:
Quien sí se irá de la Secretaría de Finanzas es el actual titular de la dependencia, Javier Villarreal Hernández, pues estrenará la titularidad del Sistema de Administración Tributaria del Estado de Coahuila (SATEC), que la administración estatal creó para concentrar, entre otras muchas, sus políticas de recaudación.

Este cambio no es sorpresivo, considerando que dentro del escenario político estatal Javier Villarreal es uno de los personajes más leales al moreirismo, al grado que primero el Gobernador le encargó la administración financiera de su gobierno y ahora lo encamina a un organismo descentralizado con un plan de acción mucho más amplio, pues desde ahí se regirán las políticas contable, de ingresos y de inversión pública y privada que tendrá el estado en los siguientes años.

INTERMEDIO…
Campañas electorales más caras y prolongadas es en síntesis el espíritu de la propuesta que el Partido Acción Nacional presentó al Congreso del Estado para modificar el Código Electoral de la entidad.

De entrada, al albiazul no le resultan suficientes los actuales periodos en que los candidatos realizan proselitismo, y para ello plantea la posibilidad de que en Coahuila se regrese a los largos periodos de campaña que se desarrollaban hace algunos años.

Antes de obligar a los partidos políticos y a sus candidatos a ser profesionales en su desempeño y a que su compromiso social sea permanente, en lugar de aguardar los procesos electorales para acercarse a los electores, el PAN tiene la intención de regresar electoralmente a Coahuila a una etapa que este estado y sus ciudadanos ya superaron.

Lo que los dirigentes panistas quizá desconocen es que los coahuilenses ya no están dispuestos a soportar durante meses el bombardeo de anuncios en radio y televisión, donde rostros sonrientes de candidatos piden su voto con sobrada amabilidad.

Actualmente, para la elección de gobernador el periodo de campaña es de 45 días, pero la propuesta panista pretende aumentarlo a dos meses, y a 30 días el de precampaña. El lapso para candidatos a diputados locales es de 35 días, pero la iniciativa albiazul quiere llevarlo a mes y medio.

Además, en la elección de ayuntamientos, dependiendo el número de electores que exista en cada uno, los candidatos tienen 10, 20 y 30 días para promocionarse, y aquí la iniciativa del PAN pretende aumentar los periodos a 13, 24 y 36 días, respectivamente.

Y aunado a que pretende prolongar los periodos de campaña y precampaña, el PAN plantea la posibilidad de que el Gobierno del Estado otorgue descuentos hasta del 10% en las contribuciones estatales como premio para los ciudadanos que cumplan con la obligación que tienen de acudir a votar.

Esta preocupación radica en el alto margen de abstencionismo que existe en el país, donde Coahuila no es la excepción, pero otra vez, lejos de recurrir a la profesionalización partidista y que la oferta política sea la que convenza a los ciudadanos de ir a las urnas, el albiazul opta por una opción que no por simple deja de ser dañina para el erario.

Y por si lo anterior no fuera suficiente, el PAN intenta conseguir que durante el día de la elección las unidades de transporte público, llámense camiones, taxis y microbuses, ofrezcan sus servicios de manera gratuita a los electores, a fin de que éstos puedan acudir a votar.

Sin embargo, el albiazul no explica la forma en que la medida se podría aplicar, ni tampoco quién pagará las cuentas de combustible, mantenimiento de las unidades y el salario de los choferes, gastos que serían inherentes al planteamiento.

CONTINUAMOS…
Otro cambio natural dentro de los enroques que anunció el Gobernador es el del profesor Víctor Zamora Rodríguez, quien de la Secretaría de Educación y Cultura pasará al primer despacho de la Secretaría de Finanzas.

Zamora es un personaje cercano al actual Mandatario estatal desde que ambos eran estudiantes, pero además de mantener una relación estrecha de amistad con el Gobernador, es un hombre de resultados y una muestra de ello es la dependencia que está a punto de dejar, la SEC, donde llegó y puso orden al regresar a las aulas a cientos de profesores que gozaban de permisos sindicales sin justificación.

En las administraciones municipales que concluyeron en diciembre pasado, Zamora dio la pauta para que profesores convertidos en alcaldes reembolsaran al erario cantidades de dinero que recibieron como pago por actividades como docentes que jamás realizaron. A Víctor Zamora no le tiembla la mano para tomar decisiones importantes, eso está claro.

Y en la recta final del actual sexenio la revolución hará justicia a Samuel Rodríguez Martínez, quien desde el inicio de la administración aspiró a convertirse en titular de una secretaría. El también profesor se desempeñaba, desde el 2 de diciembre del 2008, como coordinador de los programas sociales del Gobierno estatal en la zona centro, pero el viraje le favoreció con su llegada a la Secretaría de Educación y Cultura.

Los enroques quedaron formalizados, pero irán cristalizando en el curso del presente mes.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5