×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
29 Agosto 2019 03:00:00
Nadie se escapa de la canícula
La canícula es una palabra muy antigua en donde escritores mexicanos como Juan Rulfo para poder describir la intensidad del calor en la Comala de Pedro Páramo. Así como él hubo muchos más que plasmaron esta palabra en muchísimos libros.

Tan bien utilizado por los abuelos de nuestra generación para poder describir el calor intenso dependiendo de la región en donde se vive en México. Pero para las nuevas generaciones la palabra canícula es un término más que ignoran su significado y que la consideran como algo poético fuera de los tiempos en que viven al día de hoy.

Para ellos ese termino quedó sustituido como una ola de calor, fenómeno El Niño, o bien el calentamiento global. Y aunque puede estar relacionado uno con el otro no es lo mismo sino simplemente la canícula es la temporada del año en donde el calor es mucho más fuerte dependiendo el lugar, por ejemplo, en nuestro país y más en el norte de México el mes de agosto es el más alto.

Si bien es cierto que existe muchas recomendaciones por parte de nuestras autoridades para proteger y alertar a la población, también lo es que se les olvida que también existen recomendaciones para el resto de los miembros de la familia, es decir, nuestras mascotas.

La canícula afecta no solo al ser humano sino todas las especies vivientes, así como la vida vegetal y animal. Las autoridades pareciesen dar solamente recomendaciones para hombres, mujeres, niños y adultos mayores.

Pero esas mismas indicaciones deben de ser incluidas a aquellos seres, que merecen toda una atención, que también se enferman, y que igual sufren las consecuencias.

Solo para mencionar el más común es la mascota y en específico el perro. En este caso especialistas aseguran que perros no tienen un sistema muy eficaz para eliminar el calor corporal; ya que ellos no poseen glándulas sudoríparas por todo el cuerpo, como las personas. Ellos solamente presentan este tipo de glándulas en sus patas, lo cual resulta insuficiente por lo que recurren a la ayuda del jadeo, que es la respiración acelerada para que por medio de la evaporación puedan refrescarse un poco.

Hay quienes opinan que un perro bravo se debe a las tierras calientes de la localidad, pero no principalmente la causa de su agresividad, el calor es uno de los factores que influyen en el comportamiento de un perro sino es precisamente en esta temporada cuando el número de ataques crece.

Lo anterior, debido a que existen evidencias que muestran precisamente que las condiciones del clima, ocasiona malestar entre las mascotas, principalmente en los perros.

El tema de la rabia anteriormente era muy común escuchar que la rabia canina era provocada por el calor. La población tenía la creencia, que precisamente esta enfermedad, que no solamente les da a los perros, estaba asociada con las altas temperaturas, lo cual no es así.

Especialistas han dado a conocer, que la rabia no nace del calor ni de la falta de agua, sino que es provocada por un virus, el cual vive dentro del animal, se mantiene de él, sin que el calor sea determinantemente para que este crezca.

Por la temporada de calor, prácticamente la rabia no influye en esta época, porque estemos en calor o en frío para la rabia es lo mismo, porque no se genera a través de ese factor que son las altas temperaturas. Es una enfermedad causada por un virus, que para que se mantenga tienen que estar permaneciendo en un ser vivo.

Los cuidados para el calor son al igual que una persona, se debe poner especial atención a los animales, que por el calor pueden desarrollar enfermedades, como la rabia, que no es principalmente originada por esta causa, pero si es un factor importante para su aparición.

Es necesario que al igual que una persona, las mascotas vivan en condiciones de limpieza, a fin de evitar la aparición de futuras enfermedades, que pueden causar daño no solo al perro o al gato, sino a la gente que convive con el diariamente. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) http://www.intersip.org


Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65