×
Alejandro Irigoyen Ponce
Alejandro Irigoyen Ponce
ver +

" Comentar Imprimir
16 Agosto 2019 04:00:00
Negligencia
Que a veces los accidentes fatales no se pueden atribuir solo a una imprudencia, sino que reflejan asuntos mucho más profundos y graves.

La negligencia, la burocracia, los desvíos, los recortes por una autoridad malentendida, el uso político-partidista de los recursos públicos, y obviamente las corruptelas también matan.

Hoy lamentamos la muerte de cuatro trabajadores en el tramo que va a Derramadero de la carretera Saltillo-Zacatecas. Resulta que del 2015 al 2018 se “liberaron” 482 millones de pesos para la ampliación de esta vía e incluso hay puntos de acuerdo en el Congreso local en que se solicitó, en julio del año pasado, a la Secretaría de Infraestructura, agilizar la obra. Y pues nada.

El tramo donde murieron los trabajadores en ese trágico encontronazo es de los llamados “ciegos” en la madrugada, muy peligroso, de solo dos carriles en curva… Y bueno, es un punto que a estas alturas simplemente no debería existir, no en las condiciones actuales.

Cabe preguntar en qué se usaron, dónde quedaron esos 482 millones que se debieron ejercer de 2015 a 2018 en la ampliación de la
carretera.

De plano, quién sabe qué mate a más personas, si las imprudencias de los conductores o la corrupción y negligencia de quienes nos gobiernan.


Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5