×
Marcelo Torres Cofiño
Marcelo Torres Cofiño
ver +
Marcelo Torres Cofiño es miembro del Partido Acción Nacional desde 2006, fue Diputado Federal del Estado de Coahuila en la LXII Legislatura. Fue Presidente del Partido Acción Nacional y actualmente es Diputado Local, coordinador del grupo parlamentario del PAN y Presidente de la Junta de Gobierno en la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
24 Marzo 2019 03:36:00
¡No! a los delitos cibernéticos
Vivimos en un mundo cada vez más tecnificado, en el que los dispositivos tecnológicos están al alcance de un número creciente de personas. Es imposible negar los beneficios que esto ha traído a nuestras vidas cotidianas que ya no pueden entenderse sin los teléfonos móviles o el Internet.

Aunque a veces no nos guste, la posibilidad de ser localizados en todo momento y de inmediato es, en caso de una emergencia, una bendición a la que difícilmente estaríamos dispuestos a renunciar.

Sin embargo, en ocasiones la tecnología supera nuestra habilidad para imaginar el daño que se puede ocasionar con su empleo abusivo.

Pareciera que es parte de la condición humana la capacidad de pervertir los fines para los cuales fueron creadas las cosas, lo que, en el caso concreto de la tecnología, con todo el potencial que tiene, nos puede colocar en serios aprietos, si no estamos preparados para detectar y detener a quienes lastiman a otros con los aparatos tecnológicos que tienen a su disposición.

En Coahuila somos testigos de cómo prácticas como el ciberacoso o la difusión de imágenes íntimas sin consentimiento se van extendiendo, ocasionando daños que, en casos extremos, ponen incluso en riesgo la vida de las víctimas.

La nota sobre la existencia de 93 mercados digitales de explotación sexual en nuestra entidad es motivo de profunda preocupación y debe encender todas las alertas para que el entramado institucional tome cartas en el asunto.

La gravedad de lo que vive Coahuila se observa cuando se sabe que, incluso, en la máxima casa de estudios de la entidad se presentan casos de intercambio de fotografías privadas entre profesores y alumnos, lo que, junto con otros delitos que fueron señalados por las valientes estudiantes de la Facultad de Jurisprudencia, suscitó el escándalo mayúsculo que todos conocemos.

Todas esas situaciones nos obligan a actuar en el Congreso de Coahuila para que nuestra entidad sea la quinta del país en la que se considera grave el delito de compartir sin consentimiento imágenes íntimas; lo que significa que quienes sean acusados de incurrir en dicha práctica irán a prisión si que se les conceda el derecho de fianza.

Así, buscamos inhibir ese comportamiento aberrado que ocasiona daños a la integridad psicológica y moral de las víctimas.

Sabemos, sin embargo, que el endurecimiento de las penas de poco sirve si no hay un esfuerzo de la sociedad en su conjunto para frenar ese y otro tipo de comportamientos.

El desarrollo de competencias tecnológicas en los niños no debe, por eso, limitarse al cultivo de las destrezas necesarias para manipular con fluidez los dispositivos; hace falta, como en el resto de las materias del conocimiento humano, el componente ético que lleve a los individuos a buscar realizar el bien de los demás.

Lo importante es que aquí todos hagamos nuestra tarea. En más de una ocasión los coahuilenses hemos sabido aprovechar nuestros problemas para unirnos y solucionarlos.

Estamos hoy, nuevamente, ante la posibilidad de crecer como sociedad. Aprendamos la lección, cuidemos mucho de nuestros jóvenes y juntos construyamos el Coahuila que tanto hemos soñado. Digamos no a los delitos cibernéticos.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5