×
Marcelo Torres Cofiño
Marcelo Torres Cofiño
ver +
Marcelo Torres Cofiño es miembro del Partido Acción Nacional desde 2006, fue Diputado Federal del Estado de Coahuila en la LXII Legislatura. Fue Presidente del Partido Acción Nacional y actualmente es Diputado Local, coordinador del grupo parlamentario del PAN y Presidente de la Junta de Gobierno en la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
02 Diciembre 2018 04:04:00
No es suficiente
Lo conseguido en un año por la actual Administración de Coahuila no es suficiente. En el tema de seguridad, por ejemplo, los delitos del fuero común siguen estando a la orden del día en prácticamente toda la entidad y las corporaciones policiales que dependen del Gobierno estatal continúan siendo señaladas por sus malas prácticas que atentan contra los derechos humanos y que están lejos de garantizar una verdadera tranquilidad para la ciudadanía.

Se han creado empleos, sin duda, pero la gran mayoría son temporales con sueldos muy por debajo de las necesidades de los coahuilenses. Eso es así porque no hay un buen plan de desarrollo económico viable y sustentable para la entidad, sino que se va actuando a partir de ocurrencias desordenadas que no permiten determinar el tipo de inversiones que son atraídas. Menos todavía logran potenciar a las pequeñas y medianas empresas locales, que son las que generan el mayor número de fuentes laborales.

En materia educativa es visible el deterioro de la infraestructura escolar, provocado, en buena medida, porque se decide de manera muy poco eficaz el destino de los recursos que son destinados al mantenimiento y renovación de los centros educativos; más movidos por intereses politiqueros que por las necesidades reales de cada escuela. Tema aparte es el de los baños cuyas condiciones de elevada insalubridad ponen en riesgo a niñas y niños que acuden a preparase a lo largo y ancho de nuestra entidad.

Y hablando del tema de salud, otra tarea pendiente son los hospitales, tanto aquellos que están en funcionamiento como aquellos que siguen aún sin abrir sus puertas, otra vez, por la falta de una correcta planeación. Es terrible que quienes se acercan a atender sus problemas de salud a los nosocomios coahuilenses sigan padeciendo por la falta de medicinas y de material para curaciones, así como la insuficiencia de personal para su atención. Es allí en donde debería notarse con mayor fuerza la prosperidad de nuestro estado y no se ve. 

Y es que el gran pendiente sigue siendo el de la justicia. En nuestra entidad los grandes delincuentes que saquearon las arcas y nos endeudaron criminalmente, siguen no sólo gozando de impunidad sino de la protección y el encubrimiento de las actuales autoridades. Renegocian la deuda y lo presentan como un gran logro, pero a ninguno se le ocurre proceder en contra de los responsables del desfalco. Y pasa lo mismo con el caso de las empresas fantasma. ¿En dónde están quienes abusaron de sus cargos públicos para robar? ¿Por qué razón no se actúa en su contra?

Así están las cuentas luego de un año de gestión. Por eso los coahuilenses señalamos la insuficiencia, pese a todo el esfuerzo y enorme e inexplicable gasto que sigue haciendo este Gobierno, como los anteriores, en publicidad oficial.  Hay que decir, además, que estamos preocupados porque se viene un escenario menos favorable todavía en el que la efectividad y la eficiencia a la hora de aplicar los recursos será indispensable.

Ya veremos si quienes nos gobiernan en Coahuila pueden estar a la altura de las circunstancias o si seguirán por la ruta de la mediocridad y la comodidad como hasta ahora.

Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5