×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
28 Enero 2019 04:10:00
No hallan los cheques
En la cúpula del Movimiento Regeneración Nacional en Coahuila se habla “quedito” del tema, pero no por eso deja de ser importante. La diputada federal Miroslava Sánchez Galván dejó la dirigencia estatal con una serie de pendientes, como los cinco cheques de entre 40 y 60 mil pesos que no aparecen por ningún lado.

La dirigencia interina, en cuyas funciones está el presidente del Consejo Estatal, Raúl Yeverino, sólo sabe que los documentos fueron expedidos por el área de finanzas del partido en la última etapa de la dirigencia de Sánchez Galván, e incluso que uno de ellos fue cobrado por una suma de más de 40 mil pesos. De los otros cuatro nada se sabe.

Este no es el único caso de quebranto económico en el partido de moda. Hace años la monclovense Claudia Garza del Toro también se fue con la hebra de la dirigencia estatal.

Alí Babá y sus 40…

Durante cuatro años, la Presidencia Municipal fue la cueva de Alí Babá y sus 40 ladrones, con el ahora exalcalde Isidro López Villarreal a la cabeza. Hace días le contamos de las tropelías de Arturo González Sánchez, caddie y de las confianzas del exedil panista, a quien afectados señalan como responsable del fraude con concesiones de taxis en Ramos Arizpe.

Pues hay más sobre las travesuras del tristemente famoso “Chino”. Resulta que el exdirector de Limpieza y luego candidato del Partido del Trabajo a la Alcaldía de Saltillo, dejó colgados y casi en la quiebra a los encargados de la cafetería del edificio municipal, pues firmaba consumos, de él y grupos de lideresas, y jamás pagó.

También, nos comentan, el número defraudados con las concesiones, originalmente de 15, es mucho mayor y esta semana las víctimas del ayudante de Chilo López van a dar a conocer los pormenores.

De ‘muertito’

A más de un año de su nombramiento como titular de la Secretaría de Trabajo en Coahuila, el que sigue navegando “de muertito” es Román Alberto Cepeda González. El “bien peinado”, como lo conocen sus fans, hace como que hace, pero en realidad ni se asoma a los asuntos importantes de la dependencia que le encargaron, en cuyas oficinas, además, poco se le ve, pues se la pasa en Torreón, en la grilla y negocios personales.

En la propia Secretaría del Trabajo hay quienes comentan que uno de sus propósitos de Año Nuevo es (oootra vez) alejarse del estrés y sacarle la vuelta a los problemas y temas que dan comezón, como el megafraude en el Infonavit.

¿Qué tiene que ver con esto último? Es el representante del Ejecutivo ante el Consejo de la Judicatura del Estado y, nos comentan, cayó en conflicto de intereses por su aparente cercanía con más de uno de los involucrados.

Nepotismo latente

No sólo la panista Patricia Grado, en San Pedro, convirtió a la Presidencia Municipal en agencia de colocaciones para su familia. Muy cerca de ahí, en Francisco I. Madero, pasó lo mismo con el alcalde de Morena, Jonathan Ávalos Rodríguez, quien, para empezar acomodó en la nómina del Sistema Municipal de Aguas y Sanemiento (Simas) a Zenobio Rodríguez, su padre.

La lista de familiares directos de funcionarios municipales en la nómina del municipio lagunero es interminable. Aquí algunos ejemplos: Juan Perales Esparza es el primer regidor, de las confianzas del alcalde, y su hermano Óscar cobra como director de Ingresos en la Tesorería Municipal; María Cipriana Mercado Campa es la cuarta regidora, y nada más y nada menos que el tesorero, David González Rodríguez, es su esposo.

Jonathan Ávalos tomó las riendas de la administración municipal y sus primeras acciones como alcalde fue acomodar en la nómina a más de 50 familiares, suyos y de sus colaboradores… y esto recién empezó.

Más cuarteles

Quien echó números y aseguró que sin importar cómo venga el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) y del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), fue el gobernador Miguel Ángel Riquelme. Anticipó que sea cual sea el interés del Gobierno federal para atender la estrategia de seguridad pública en Coahuila, y si el cariño se traduce o no en más presupuesto, este año se concretará la base naval en Ciudad Acuña y, en una de esas, hasta de dos cuarteles más del Ejército.

El gobernador se animó a dar el anuncio, luego de que el viernes cerró semana en cónclave con los 38 alcaldes.

Calma chicha

Los problemas en la industria maquiladora se concentraron desde el fin de semana en Tamaulipas, con el estallamiento de huelga en más de 40 plantas de Matamoros, pero del lado de Coahuila por el momento hay calma, aunque chicha, porque desde el sector patronal piden a las autoridades no perder de vista y traer en el radar a posibles agentes de desestabilización. Se trata, nos comentan, de expertos en organizar y estallar movimientos de huelga que no necesariamente significan beneficios para los trabajadores.

Hay varios identificados y al parecer desde hace semanas se encuentran en Coahuila. En los propios grupos obreros identifican a Javier Zúñiga García como uno de los agentes desestabilizadores. Se trata del vocal del Consejo General de Vigilancia y Justicia del Sindicato Nacional de Mineros y avanzada de Napoleón Gómez Urrutia en la franja norte de la entidad.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5