×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
10 Abril 2020 04:05:00
‘No hay mal que por bien no venga’
Escuchar Nota
El dicho que sirve de título a esta intervención suele ayudar a expresar que algo que parecía muy malo, al final resultará siendo bueno. Lo que creo sucederá a los coahuilenses en las próximas elecciones. Lo anterior viene al caso dado que en días pasados sufrimos el aplazamiento temporal de nuestra elección de diputados por parte del INE, situación bastante lamentable, sin embargo, si la analizamos profundamente, al final podrá resultar por demás benéfica.

Y es que, a pesar de que algunos partidos extrañamente se congratularon con este acuerdo, la realidad es que la acción de suspender cualquier elección es, por mucho, un evento desafortunado y lamentable, aunque en este caso, y dada la situación que trajo la pandemia del Covid-19 a nuestra nación, la decisión de aplazamiento era ineludible.

Ahora bien, la explicación de por qué considero que esta mala situación de aplazar las elecciones estatales puede en lo futuro traer un resultado positivo a la población, radica en que tengo la certeza de que esta crisis sanitaria empieza a propagarse de manera natural a lo económico y lo político de nuestro país, lo que a todas luces representará un gran reto para el Estado mexicano. Lo anterior, dado lo inédito del problema, es decir, que ahora a la crisis sanitaria debemos sumarle la dificultad económica y política que empieza a suscitarse en el escenario nacional, y que igual que la pandemia amenaza con ser de dimensiones desmedidas.

Para quien dude de lo anterior, le recuerdo que hace cinco días el Presidente, en lugar de dar a conocer las medidas económicas que utilizará para enfrentar esta crisis, prefirió emitir un mensaje meramente político e ideológico, en el cual convocó a todos los sectores de la sociedad, ahora sí, a unirse y formar un frente común para desafiar juntos las consecuencias de la pandemia que ahora se presenta.

En su singular llamado a la unidad, Andrés Manuel pidió a sus adversarios se sumen desde sus trincheras a este proceso de rescate, sin embargo, dejó ver que no tiene contemplado ceder en nada, respecto a la implementación de su política de transformación, y por el contrario, amenazó a los partidos políticos con evidenciarlos en sus mañaneras si se niegan a cooperar, y a los empresarios con meterlos a la cárcel en caso de no participar en este proyecto.

En respuesta a tal mensaje, varios de los partidos políticos aceptaron la propuesta, solo que bajo sus condiciones. Los empresarios, por su parte, prefirieron mantener la calma y analizar semejante discurso, lo que seguramente no será por mucho tiempo. Esta situación hace evidente que las crisis política y económica, sin duda, han llegado, por lo que en próximos días sabremos de las decisiones que tomarán todos los ahora involucrados.

Así pues, los coahuilenses, por fortuna, tendremos la oportunidad de conocer antes de decidir el desenlace de este plan de emergencia, y calificar luego y de inmediato, por medio de nuestro voto, las posturas y acciones que cada uno de los políticos y sus partidos realizaron en esta crisis. O lo que es lo mismo, estaremos en tiempo de poder decidir de una manera consciente y razonada sobre la consolidación de los actuales regímenes de Gobierno, o bien, podremos decidir empezar a redirigir como pioneros, un nuevo rumbo para nuestra nación y el estado, de ser el caso.
Imprimir
COMENTARIOS