0 1 2 3
×
4
Mónica Ceballos
Mónica Ceballos
ver +
Mónica Ceballos Angulo (6 de marzo de 1973, Guamúchil, Sinaloa) Licenciada en Ciencias de la Comunicación, con Maestría en Administración y diplomada en Periodismo por el ITESM Campus Monterrey. Se ha desempeñado en las áreas de Relaciones Públicas, Comunicación Organizacional y Periodismo especializado. Su mayor pasión es la defensa y difusión de los valores familiares y femeninos en aras de lograr que cada miembro en la sociedad sea reconocido por su esfuerzo y dedicación.

" Comentar Imprimir
14 Noviembre 2011 04:00:19
No se confíe en la ayuda ‘divina’
Escuchar Nota
No es una novedad que la mayoría de los mexicanos somos amantes de los juegos de azar y de que la abundancia en dinero puede llegar más fácil “del cielo” que de la cultura del ahorro, éste además constituye uno de los problemas más grandes que vive el país, puesto que la gente no se acostumbra en pensar en su futuro previniendo cualquier suceso inesperado con un presupuesto intocable, no es hasta que se presenta el momento cuando empiezan a mencionarse los “hubiera”.

Afortunadamente, en algunos integrantes de las nuevas generaciones ya se busca hacer planes de ahorro no sólo para proyectos a corto plazo, sino para disfrutar de la etapa del retiro cuando ésta llegue.

¡FÍJESE BIEN!

1. Arme un presupuesto y ajústese a él. Puede empezar haciendo un registro de los gastos para generar un monto aproximado que elimine aquellos desembolsos no necesarios.

2. Identifique la diferencia entre querer y necesitar. Evite compras por impulso al tener claro lo que realmente necesita.

3. Páguese a sí mismo 10% de sus ingresos. Finanzas Prácticas recomienda que, en vez de comprar cosas y luego ver si tiene dinero para ahorrar, guarde su dinero antes de usarlo.

4. Tenga un fondo para emergencias. Se recomienda que tenga al menos lo suficiente para cubrir de tres a seis meses del dinero que requiere para vivir.

5. Aplique la regla de las 48 horas. Si ve algo en una tienda, espere 48 horas antes de comprarlo, eso le permitirá meditar qué tanto realmente lo necesita.

6. Los listos tienen listas. Haga una lista de las actividades en las que gasta semanalmente ordenándolas de las que más le cuestan a las que menos. Asegúrese si las que cuestan más, las puede canjear por otras que cuesten menos.

7. Use el interés compuesto para crecer su patrimonio. La tasa de interés es el porcentaje de su capital que el banco acuerda pagar a su cuenta. Con el interés compuesto los intereses se suman a su cuenta y se convierten en parte de su capital. Con un capital más grande, gana aún más intereses, los cuales se suman nuevamente al nuevo capital.

8. Use la regla 20-10: Limite sus deudas a menos de 20% de su ingreso anual y asegúrese que menos de 10% de su ingreso mensual se destine al pago de la misma.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22