×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
08 Octubre 2019 04:02:00
Nos toca medio José José
Cuentan que cada vez que iba a dar un concierto, José José se paraba ante su enorme vestidor en el que estaban colgados sus principescos trajes y comenzaba a preguntarse: “¿Qué me pongo?, ¿qué me pongo?”. Finalmente se decidía y se ponía hasta las manitas.

Dicen que una de las razones por las que no han podido cremar al Príncipe de la Canción (¿a quién se le habrá ocurrido ese nombre tan mamalón?), no lo han hecho porque con tanto alcohol almacenado en el cuerpo, si le prenden fuego ardería por semanas. Y seguramente yo sería una antorcha humana un mes más, hay que reconocerlo. Pero, bueno, finalmente cuando hayan incinerado al cantante, serán enviadas sus cenizas a México, pero. ¡solo la mitad! Es decir, nos toca solo medio José José, así que solo podremos rendirle homenaje a un Pepe y no al otro. ¿Qué diablos pensarán los hijos de José José al hacer eso? ¿Que su espíritu tiene la doble nacionalidad? ¿Que su dolor será menos si cada uno se queda con 200 gramos de su padre en polvo? Ojalá que la mitad que nos manden sea la de la voz y no la del hígado.

La telenovela de la muerte de José José está mejor que la serie de Netflix sobre su vida. Hasta Marcelo Ebrard se tuvo que meter de mediador, porque el pleito entre los hermanos estaba peor que el de Corea del Norte y Corea del Sur. No sé si me sorprende, pero sí me intriga la capacidad que tenemos los mexicanos para el drama. Tengo amigas y amigos que realmente sienten que necesitan ¡despedirse! de José José y les urge que lo traigan a México. ¿Despedirse? Ni que fuera su madrecita. Y luego nos preguntamos por qué gobernó tantos años el PRI, después ganó Fox y ahora nos dizque gobierna Andrés Manuel López Obrador.

Pobres taxistas
Ayer la Ciudad de México fue un caos. ¿Máaaas? Sí, fue un caos mayor de lo habitual debido a las protestas de miles de taxistas que, siguiendo el ejemplo de AMLO, decidieron secuestrar la capital con tal de presionar para satisfacer sus intereses. La protesta era porque se oponen a la existencia de los servicios por app, como Uber, Cabify y Didi, pues dicen que se trata de una competencia desleal. Y en parte tienen razón porque los autos de app no tienen que pasar por tooodos los trámites que les imponen a los taxistas, que van desde pintarlos según el humor del funcionario en turno hasta pasar una revista anual que no sirve más que para extorsionarlos. Y aunque eso que reclaman es cierto, su protesta de nada sirve para incomodar al Gobierno, pues a los únicos que realmente jode es al resto de los habitantes de la ciudad. Ayer mucha gente tuvo que caminar, literalmente, kilómetros para llegar a sus trabajos y escuelas, porque el tráfico estaba completamente parado en muchas avenidas principales. Peor que una mentada del “Piojo” Herrera, era ver la forma en que cinco Tsurus y ocho Versa le daban en la madre al día, al ánimo y a la esperanza de miles de personas. Pero, bueno, hay que entender a los pobrecitos taxistas que bloquearon las calles, pues están preocupados ya que el Gobierno planea cobrarle impuestos a las prostitutas y, pues, evidentemente a esos taxistas les preocupan mucho sus madrecitas.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65