0 1 2 3
×
4
Mónica Ceballos
Mónica Ceballos
ver +
Mónica Ceballos Angulo (6 de marzo de 1973, Guamúchil, Sinaloa) Licenciada en Ciencias de la Comunicación, con Maestría en Administración y diplomada en Periodismo por el ITESM Campus Monterrey. Se ha desempeñado en las áreas de Relaciones Públicas, Comunicación Organizacional y Periodismo especializado. Su mayor pasión es la defensa y difusión de los valores familiares y femeninos en aras de lograr que cada miembro en la sociedad sea reconocido por su esfuerzo y dedicación.

" Comentar Imprimir
06 Febrero 2012 04:00:57
Nosotras seguimos en desventaja
Escuchar Nota
A cualquiera que le pregunte ¿quién es mejor economista: un hombre o una mujer? Aunque no lo admitan abiertamente, coincidirán en que la mayoría de nosotras tenemos más habilidad para dirigir un presupuesto; conste que digo la mayoría, habrá también algunas excepciones.

En general, el hecho de que las mujeres cuenten con dinero garantiza la atención, en todos los rubros, de las necesidades de su familia, ¿cómo le hace? Esa mayoría que lo logra le dirá que con magia.

En América Latina, las mujeres viven en la región más desigual del planeta en términos de ingresos, es decir, somos las más pobres, sobre todo las que pertenecen a grupos indígenas o afrodescendientes.

De todas las empleadas o empresarias, las mujeres que se dedican a trabajar en el ámbito doméstico son las peor pagadas y las más vulnerables, ya que están escondidas en las viviendas y tienen limitadas oportunidades para organizar acciones colectivas con el objetivo de mejorar sus condiciones de trabajo.

Todo esto no lo digo yo, sino el informe anual de la ONU-Mujeres, cuyo programa de apoyo a las damas en todo el mundo resalta que en América Latina se debe buscar su "empoderamiento económico".

El 50% de las mujeres que tiene un trabajo, lo tiene en condiciones muy vulnerables para ellas, con escasa paga y que puede desaparecer en cualquier momento y sin previo aviso, lo que, evidentemente las deja desprotegidas no sólo a ellas, sino al resto de su familia. Sin embargo, algo positivo se pudo concluir en este informe, América Latina es la región del mundo que más jefas de Gobierno o de Estado tiene, lo cual se traduce en que ellas buscan participar –esperamos– con la intención de mejorar sus propias condiciones laborales y las de las demás.

¡Fíjese bien!

La ONU estimó que la diferencia de ingresos entre hombres y mujeres persiste en todo el mundo y que el diferencial va del 10 al 30 por ciento.

El gran dilema de América Latina es que todos los países son considerados de ingreso medio y 72% de los pobres del mundo viven en países de ingreso medio.

La mujeres deben lograr mayores ingresos, porque no los tienen a pesar de tener tantas líderes políticas.

Las trabajadoras domésticas son las más vulnerables y quienes menos tienen oportunidad de unirse para lograr mejoras laborales.

Informes del Banco Mundial revelaron que una mayor igualdad de género en los países está relacionada de manera directa con un mayor tamaño de la economía.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22