×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
22 Noviembre 2020 04:10:00
Obispo regiomontano
Escuchar Nota
Obispo regiomontano

Monseñor Hilario González García, tan regiomontano como su nombre y la trayectoria dentro y fuera de la Iglesia católica, que hasta ahora lo mantuvo en Nuevo León. En cuestión de días dejará la Diócesis de Linares para hacerse cargo de la de Saltillo, en donde recibirá la estafeta de fray Raúl Vera López, quien llegó al cargo hace casi 21 años, pero por cuestiones de edad, pues acaba de cumplir 75, debe ceder el espacio.

¿Y qué hay del nuevo obispo de Saltillo? Es ingeniero en Computación Administrativa, por la UDEM. Tiene 55 años, los cumplió el 19 de junio pasado, y a los 30 años fue ordenado sacerdote. No tiene mucho con el báculo de Obispo. El 22 de enero de 2015 fue ordenado como tal y asumió las riendas de la Diócesis de Linares.



Alcanza Navidad y Año Nuevo

¿Y don Raúl? También ingeniero, pero químico, por lo pronto le hará compañía a su antecesor, Francisco Villalobos Padilla, como obispo coadjutor.

La idea del papa Francisco, al aceptar la renuncia de Vera López, es que monseñor Hilario tome las riendas de la Diócesis local a más tardar a mediados de enero, pero de acuerdo con fuentes enteradas, el regio trae prisa por llegar a Saltillo y en una de esas la transición se concreta el 1 de enero, cuando Vera cumpliría 21 años como Obispo titular en Saltillo. Veremos, pero por lo pronto, hay tres obispos en Saltillo, algo histórico en la Diócesis.



En caída libre

En Coahuila, una de las entidades protagonistas de la Alianza Federalista, la popularidad de Andrés Manuel López Obrador va en caída libre. En 11 meses, es decir, de noviembre de 2019, a octubre de 2020, la aceptación del Presidente de México entre los coahuilenses cayó 14 puntos, al pasar de 60.1 a 46.2.

Eso sí, no es el peor momento del tabasqueño en la medición de los coahuilenses. En julio de este mismo año, registró 40.9 puntos, y un mes antes, 38.6. Nada qué ver con los 61.5 puntos que alcanzó en febrero pasado, todo esto, de acuerdo a la estadística que acaba de actualizar la consultora Mitofsky, de Roy Campos. Queda claro que el manejo de la pandemia y los tijeretazos al presupuesto, le pegan a la imagen presidencial.



Lo que para unos…
Y si bien es cierto, las comparaciones resultan odiosas, no se puede pasar por alto las mediciones en el mismo periodo, pero en el desempeño del gobernador Miguel Ángel Riquelme.

Al cierre de octubre, el coahuilense registró 60.2 puntos de aceptación, su calificación más alta en el último año.

Para Riquelme, la calificación pasó de 53.1 puntos en marzo, con el inicio de la contingencia sanitaria. Y como dice la voz popular, lo que a unos es basura, para otros es tesoro y las medidas aplicadas por el Gobierno de Coahuila para resolver la crisis por la pandemia del Covid-19, sortear con los desplantes de Palacio Nacional y mantener a raya a la delincuencia, tienen valor específico.



Buena logística

Los que demostraron tener una buena logística son los integrantes del Comité Directivo Estatal del PRI, que lidera Rodrigo Fuentes Ávila, ya que lograron congregar a más de 500 consejeros políticos estatales por la vía virtual, para la realización de su sesión extraordinaria.

Y es que debido a los tiempos del Covid-19, los tricolores no pudieron realizar su consejo como en los viejos tiempos, en los que congregaban de manera presencial a más de 600 consejeros.

Desde el cuartel del tricolor, Rigo Fuentes encabezó este acto con menos de 15 personas en presídium.



No funcionó

No funcionó el llamado de Gustavo de Hoyos Walther, presidente nacional de Coparmex, al impulsar la alianza entre el PRI, PAN y PRD, para ir a la contienda de Gobernador de Nuevo León, el próximo año.

“Paisanos neoloneses: Si no queremos que las decisiones más importantes para Nuevo León, se tomen en La Chingada (Chiapas), apoyemos la consolidación de la alianza electoral que están impulsando el PAN, PRI y PRD”, dijo el también promotor de Sí por México, que pretende sumar a líderes a lo largo y ancho del país.
El panismo de la vecina entidad le dijo no a la posibilidad de ir de la mano con el tricolor y ante esto, cobra fuerza lo dicho hace días por Jesús de León Tello, el dirigente panista en Coahuila, respecto a que por nada del mundo irán con el PRI a la elección de alcaldes el próximo año.
Imprimir
COMENTARIOS