×
Querida Ángela
Querida Ángela
ver +
La vida cotidiana nos presenta día a día infinidad de situaciones y en algunos casos necesitamos del consejo experto. Querida Angela es una columna que busca responder a todas sus preguntas. Escribe a: [email protected]

" Comentar Imprimir
24 Mayo 2009 03:00:22
Obsesionado con el amor
QUERIDA ÁNGELA: Hace más de un año rompí con mi novia, por dos razones, una, porque era bastante mayor y se la pasaba hablando de su reloj biológico, y la segunda, que ha sido mi mayor quebradero de cabeza hasta hoy.

Efectivamente, me enamoré de una chica de mi trabajo que no conocía, y una vez que empecé a conocerla, me gustó muchísimo más. Me di un tiempo tras la ruptura para ordenar mis ideas y después de hacerlo, decidí que era el momento de pedirle que saliera conmigo, llevábamos un mes en que íbamos a comer juntos y cosas así. Justo ese día me comenta que tiene novio y que vive fuera.

Desde entonces la veo todos los días y nos llevamos muy bien, pero yo estoy muy enamorado.

Antes del verano del año pasado, empecé a comer muy poco, a trabajar todos los días jornadas de 14 y 15 horas, y después, a eso de las 10 de la noche irme al gimnasio, los fines de semana me mataba haciendo ejercicio en bici, a correr, sólo para que ella me viera perfecto.

En ese momento comencé a preocupar a gente muy cercana, sobre todo a una amiga, quien habló con la chica de la que me enamoré. Ella le dijo que me quería mucho y no quería que me pasara nada malo, pero que tenía a su novio.

Yo seguía hundido en mi miseria y mientras tanto ella seguía con el tipo. Una vez se fue de viaje con él y se pasaron una larga temporada, pero cuando volvió me dijo que me había extrañado mucho y que sentía algo muy fuerte por mí.

Nos besamos y después de eso tuvimos relaciones, pero después todo se volvió horrible. Ella se sintió culpable y me dejó de hablar y yo me sentía morir.

Luego de un tiempo volvimos poco a poco a ser amigos, pero mi vida se había convertido en un infierno. Me la pasaba triste todos los días y seguía con mi ritmo agotador, desgastándome hasta de más, todo para tratar de no pensar en ella.

En las vacaciones de Semana Santa yo tuve que quedarme trabajando mientras ella andaba con el novio en otra ciudad. Cuando volvió no la quise ni ver, pero ella me siguió buscando y me decía que me quería, que siente algo por mí, que piensa en nosotros todo el tiempo.

Hemos tenido relaciones otras veces y ella dice que me ama, pero no puede dejar al novio porque dice que también lo quiere a él y que no sabe qué decisión tomar.

Lo peor es que yo siempre le digo que sí, siempre estoy disponible para cuando ella quiere que nos veamos.

Con ella y el novio tengo varios amigos en común, pero hasta ahora he hecho todo lo posible para evitar encontrarnos, siempre le invento excusas. Yo no sé qué hacer, siento que esta relación está acabando conmigo, y los que me rodean también están preocupados. Ayúdame a salir de esto.

HERIBERTO

QUERIDO HERIBERTO:
Esta muchacha está jugando contigo y hace lo mismo con su novio. Al no ser capaz de tomar una decisión entre tú y él hace que cargues con toda la responsabilidad del peligroso juego en el que se han enfrascado.

Parece que a ella no le ocasiona ningún conflicto estar con los dos al mismo tiempo y aparentemente no hay consecuencias de lo que están haciendo, pero en realidad eres tú quien lo está resintiendo.

Es momento de que le pongas fin a esto. Pero un final definitivo, ya que aun en caso de que ella decidiera terminar con su novio para andar contigo, no creo que sea algo conveniente, por la poca seriedad con que ella te ha tomado a lo largo de todo este tiempo. Busca a alguien que te valore de verdad.

Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5