×
Voces de la Región
Voces de la Región
ver +
Zócalo se preocupa por tener a sus lectores al tanto de la economía y cómo afecta sus finanzas, por lo que este espacio es una ventana dedicada a economistas locales para expresar sus puntos de vista sobre la economía estatal, nacional e internacional. Asimismo opinan sobre sucesos financieros e indicadores de interés general como la inflación, los precios del petróleo y la paridad peso-dólar, entre otros.

" Comentar Imprimir
25 Abril 2016 03:00:29
Olímpica crisis
GUILLERMO GARZA DE LA FUENTE
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

Las protestas de sectores de la población brasileña a unos meses de que arrancara la Copa Mundial de Futbol en 2014, palidecen ante la enorme crisis tanto política como económica por la que atraviesa la nación todavía gobernada por Dilma Rousseff.

Las manifestaciones ocurridas hace un par de años giraban en torno a la inconformidad con el uso de recursos públicos canalizados a la construcción y mantenimiento de estadios y demás infraestructura requerida para la justa futbolística. La pobreza y la educación eran dejadas de lado por el Gobierno, quien prefería los reflectores mediáticos del Mundial Brasil 2014, según lo afirmaban diversas voces.

Pero lo ocurrido en estos días, de cara a los Juegos Olímpicos Río 2016, constituyen palabras mayores. Si bien es cierto en 2014 las marchas y protestas amenazaban un tanto la paz social, ello se daba en un ambiente de relativa estabilidad política y empuje económico.

Actualmente, el escándalo político y el posible juicio político a la Presidenta podrían provocar una potencial inmovilidad política que acabaría por arruinar más la ya complicada situación económica por la que atraviesa la economía carioca.

La caída en los precios de los commodities, en parte explicada por la desaceleración china, que empezaba a erigirse como un socio estratégico de Brasil, parece estar terminando con sus aspiraciones de desarrollo y de convertirse en el líder de la región latinoamericana.

Para el presente año, el FMI estima un crecimiento de la economía carioca de -3.55 por ciento. Las estimaciones oficiales del banco central de Brasil se sitúan en una caída de 2.95 por ciento. Ello aunado a que durante el año pasado el PIB cayó 3.72%, la peor cifra desde 1990.

En el tema de precios, durante el año pasado la inflación fue de 10.72%, una cifra bastante lejana del 4.5%, meta oficial del banco central brasileño. Para 2016, especialistas privados proyectan una tasa de 6.87 por ciento. Lo anterior, producto de las subidas en tarifas eléctricas, transporte público y combustibles, en un intento de-sesperado del Gobierno por atenuar la caída de los ingresos públicos, principalmente de carácter petrolero.

Y del tema político ya mejor ni hablar. Por escándalos y corruptelas no paran. Pero el verdadero riesgo es que todo ello derive en un mayor tono de protestas sociales y violencia, que de cara a la máxima justa deportiva internacional vendría a ensuciar aún más la imagen de Brasil en el mundo.

Actividad económica estancada, poder adquisitivo mermado y fragilidad política con riesgo de desequilibrios sociales, auguran un futuro poco optimista para quien fuera hasta hace poco la supuesta estrella y ejemplo de crecimiento económico en la región.

Las expectativas sobre Brasil se desinflan a una velocidad mucho mayor a la cual se fue forjando su reputación como motor de crecimiento de la zona.

Y todos aquellos que nos ponían a Brasil como ejemplo de lo bien que se pueden hacer las cosas, seguramente estarán escondidos, parapetados. Viendo si la novela carioca termina en una olímpica crisis.
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5