×
Salvador García Soto
Salvador García Soto
ver +
Salvador García Soto es periodista. Nació en Guadalajara Jalisco, donde cursó la licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación en la Universidad del Valle de Atemajac. En Guadalajara colaboró en varios medios locales y en oficinas de los gobiernos estatal y federal. Fue reportero de la fuente política en El Heraldo de México y en el diario La Crónica de Hoy. Desde 1998 escribe la columna política Serpientes y Escaleras que se ha publicado en los periódicos La Crónica, El Independiente y actualmente en el Universal Gráfico. Fue director general de Crónica y ha colaborado en revistas como Vértigo y Cambio. Durante dos años fue conductor del programa Cambio y Poder que se transmite por Cadena Raza y desde noviembre 2003 colabora en W Radio como comentarista del noticiario Hoy por Hoy tercera emisión y en el programa El Weso.

" Comentar Imprimir
09 Julio 2019 04:05:00
Peña cruzó el charco y se fue a España
Una versión cercana dice que el expresidente Enrique Peña Nieto se encuentra ya en España y que se fue para quedarse un tiempo a radicar por allá, aprovechando el ofrecimiento de una casa que le hicieron, desde antes de dejar la Presidencia, empresarios españoles amigos suyos, que le prestaron una cómoda casa de campo en el sur de la nación ibérica.

Otra versión confirma que sí, que Peña está en territorio español pero que solo fue a pasar unas “vacaciones largas” en compañía de su novia, la modelo Tania Ruiz Eichelmann.

Pero en lo que coinciden las dos versiones, ambas de excolaboradores cercanos, es que el exmandatario decidió cruzar el charco para poner tierra de por medio y esperar a que se enfríen y se aclaren un poco las cosas en asuntos como las acusaciones en contra de Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, que en su afán de librar un juicio por la compra de la planta de Agronitrogenados, ha comenzado a involucrar a Peña Nieto y a varios integrantes de su Gabinete que formaban parte del Consejo de Administración de Pemex, como Luis Videgaray, bajo la versión, que esparce su abogado, Javier Coello Trejo, de que “Lozoya no decidió solo la compra de esa planta y que los pagos millonarios con recursos de Pemex fueron autorizados, tanto por el entonces Presidente y por el Consejo” de la petrolera.

No es el único caso judicial o de investigación en el que el expresidente ha sido mencionado. También en Estados Unidos se dio a conocer que lo indagan autoridades de ese país, como la SEC y el Departamento de Justicia.

La Comisión estadunidense mencionó la existencia de una investigación en la que tendrían información de un presunto soborno pagado a Peña Nieto por la compra de la empresa Fertinal por parte de Pemex en 2015, a un sobreprecio de 635 millones de dólares, cuando la empresa estaba en quiebra y endeudada.

Según información entregada a las autoridades estadunidenses por un informante, bajo perjurio, el expresidente se habría beneficiado al autorizar esa operación a sobreprecio, también ejecutada por Emilio Lozoya Austin.

En ambos casos al expresidente se le vincula por la cercana relación que mantuvo con Lozoya Austin desde su campaña, cuando fue su coordinador de Asuntos Internacionales, y en los poco más de tres años que lo mantuvo como director de Pemex, a pesar de las constantes denuncias de corrupción que hubo durante su gestión de 2012 a febrero de 2016.

Y por si todo eso fuera poco, ahora que también a Emilio Lozoya lo busca la Fiscalía General de la República, con órdenes de aprehensión en contra de él, su madre Gilda “L”, y su hermana, Gilda “N”, además de una corredora de bienes raíces llamada Nelly “A”, vuelven a cobrar sentido las amenazas directas del exdirector de Pemex, que en alguna ocasión, cuando Peña Nieto se negó a recibirlo en sus últimos meses como presidente, le dijo a su secretario particular, Erwin Lino: “Dile que no se le olvide que yo, personalmente y en su mano, le entregué 5 millones de dólares”. Si a eso se añaden las constantes amenazas veladas del abogado Javier Coello, de que “Emilio Lozoya no actuó solo”, entonces se puede entender el porqué del viaje de Peña a España.

Ayer mismo, luego de que un juez le negara a la defensa de Lozoya Austin, su petición de que el expresidente y su exsecretario de Hacienda y canciller, Luis Videgaray, fueran citados a declarar en el caso de la planta de Agronitrogenados en calidad de “testigos”, los abogados del exfuncionario anunciaron que van a impugnar esa resolución e insistirán en que “Peña y Videgaray deben comparecer a declarar porque saben mucho de este caso”.

Veremos entonces si el expresidente ya cambió su residencia de Ixtapan de la Sal a España y si se quedará allá por un tiempo, “mientras bajan las aguas y se siente seguro”, como nos dijo un colaborador suyo, o si sólo se fue de vacaciones, aunque podrían ser “unas vacaciones largas”, como apuntó otro cercano al exmandatario. Por lo pronto la duda es si en tierras españolas, junto a su guapa y joven novia, ¿seguirá bailando Peña?
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65