×
Norma Alvarado
Norma Alvarado
ver +
Lic. Norma V. Alvarado Martínez / [email protected] / Twitter: @NORMAVALVARADO / Facebook: Norma Alvarado. / Estudio Ciencias de la Comunicacion, es catedratica en la Universidad Autonoma del Noreste y en la Universidad Vizcaya de las Americas.

" Comentar Imprimir
04 Noviembre 2018 04:00:00
¡Perdona y sigue adelante!
El papá de una amiga, muy querida, me decía: -Norma, en cada esquina te encontrarás a alguien que te quiera hacer sentir mal, que te quiera hacer enojar… ¿Por qué vas a dejar que esa persona que quizá ni conozcas, que jamás volverás a ver… influya en tu vida? - ¡Qué razón tenía! Esas personas existirán siempre, aunque las evites. No podemos dejarnos influenciar por su energía negativa y perversa, no podemos darnos el lujo de gastar nuestra positividad, alegría o entusiasmo con personas frustradas y empeñadas en ser necias. ¡Perdónalas y sigue adelante! ¡Tan, tan!

Robert Greene, en su libro “Las 33 estrategias de la guerra”, destaca que es posible aplicar estrategias, métodos y tácticas de guerra para resolver problemas de nuestra vida cotidiana. Señala que toda la vida es un conflicto interminable, y que no podrás librarla con efectividad si no identificas a tus enemigos. Es importante saber quién está contigo cuando lo necesitas y quien está para estorbar en el camino de tu vida. En otro párrafo subraya… ¡El que se enoja y no controla la calma…pierde! Estoy convencida que los intereses de cada persona, de cada individuo son diversos y probablemente solo algunos coincidan.

La variedad de principios, valores, ideas, conceptos y pensamientos ocasionan conflictos y enojos. Este último, es una de las características internas más destructivas, daña física, espiritual, emocional y socialmente. ¿Y qué es el enojo? Es un sentimiento que una persona experimenta, cuando se siente contrariada o perjudicada por otra.

¡Y es que cada cabeza es un mundo! La verdad es que esa diferencia de ideologías y percepciones hacen que surjan confusiones, errores, mentiras, ofuscación…debemos prepararnos, para que cuando se presente alguna situación de esta naturaleza, nuestra respuesta sea madura, eficaz y tolerante. Nos diferenciamos de los animales, por la capacidad de razonar y por las emociones que experimentamos. Al estar frente a un trance de conflicto, nuestro pensamiento se nubla, la armonía brilla por su ausencia y las emociones negativas hacen presa inmediata de nuestro actuar. El rostro se desfigura, surgen muecas horribles, semejante a un ente diabólico. (Como mi amigo…mejor no digo nombres porque me va como en feria…jajaja)

Parte de la inteligencia radica en la capacidad de reaccionar y de adaptarse al entorno, agresivo, intranquilo, inseguro, agitado…Debemos aprender a responder, la práctica hace al maestro, ejercitar la tolerancia, la paciencia y nuestra capacidad de recobrar la cordura rápidamente.

El rabino Zelig Pliskin escribió: “El enojo nos puede enseñar quiénes somos realmente, qué es importante para nosotros y la manera de lidiar con la adversidad y la frustración”. No cargues con la amargura de los demás. ¡Imagínate la cantidad de situaciones que pasan por la mente de cada una de las personas que te rodean!

Cuando te sientas enfadado, practica la respiración profunda. Inhala y exhala lentamente, soltando en cada repetición lo malo, lo triste y tú rabia. ¡Visualiza el aire fresco llenando tus pulmones, agradece la vida y todo lo que te rodea! ¡Que pasen un excelente domingo! ¡Abrazote de oso!

¡Perdona y sigue adelante!



E-mail: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)6
Twitter : @NORMAVALVARADO
Facebook: Norma Alvarado
Imprimir
COMENTARIOS


7

  • 9 0
  • 8
2
4 5
6 7 8 9 0 70 71 72 73 74 75