×
Lulú De Koster.
Lulú De Koster.
ver +
Lulú De Koster es periodista, egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAdeC (1995). Ha sido Premio Estatal de Periodismo, colaboradora en redacciones de periódicos locales, editorialista, productora y conductora en medios de comunicación electrónicos. Actualmente es integrante del Consejo de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción (Coahuila) y los comentarios aquí vertidos son a nombre de la autora.

" Comentar Imprimir
13 Marzo 2019 03:17:00
Plan Nacional sin mujeres
Hace menos de una semana, los mensajes de inclusión de la mujer en la toma de decisiones en el país –por lo menos en el sector público y en los tres niveles de gobierno– eran “el top” en las manifestaciones de respaldo a la equidad, por el Día Internacional de la Mujer.

Ayer en Ciudad Universitaria, en Arteaga, Coahuila, ocurrió todo lo contrario durante el inicio de los Foros de Consulta del Plan Nacional de Desarrollo, donde los nueve lugares del presídium fueron ocupados por hombres. Funcionarios públicos que en sus intervenciones y frente a un auditorio lleno de académicos y académicas, exrectores, integrantes del gabinete estatal, activistas, alcaldes y alcaldesas, empresarios y empresarias, miembros de la sociedad civil y órganos autónomos, hablaron de los derechos de equidad y de inclusión de la mujer, sin que esa postura permeara en la integración del grupo que encabezaría el arranque del intercambio de ideas y propuestas, para delinear lo que será el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

En varias ocasiones, el secretario de Agricultura federal, Víctor Villalobos Arámbula quien abrió las intervenciones, teniendo como sede un recinto de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), se refirió al apoyo hacia las mujeres y el derecho a la inclusión que contempla en Plan Nacional, que guiará las políticas públicas de la Presidencia de la República en este sexenio. Qué lástima que en el acto inaugural a ni una mujer se le cedió la palabra. Ni una mujer habló de los ejes transversales y de igualdad, de la no discriminación e inclusión y perspectiva de género que adelanta la tan llevada y traída Cuarta Transformación.

Pero no basta con cuidar la logística en los eventos de este calado, que pretende recoger las inquietudes y las ideas de la población abierta, que además ha sido el tenor de la actual Administración federal. El tema es ir más allá de permitir a las mujeres ocupar, al menos, un lugar en el presídium, de mandar un mensaje de verdadera inclusión, justicia y participación de este segmento en la toma de decisiones de las autoridades.

Es ir más allá. Propiciar espacios de expresión abierta, en donde las mujeres y hombres puedan aportar su experiencia, su visión, sus problemas y soluciones, en los proyectos de gobierno, en las iniciativas de ley, en los cambios que le urgen a las legislaciones locales para dar respuesta real y concreta a las féminas coahuilenses.

Es un detalle que Alejandro Cubí, un gran activista y defensor de los derechos de las mujeres, impulsor de la iniciativa #NoSinMujeresMx –y quien por cierto estuvo en Saltillo hace algunos meses– habría censurado abiertamente.

Pero insisto no es solamente un detalle, un desliz en la organización de un evento, en la designación de un presídium sin una sola mujer, es más bien reflexionar sobre la urgencia de garantizar lugares a las mujeres, no solo en el ámbito público sino también en el sector privado. En el evento inicial faltó la voz de una mujer, la postura de una académica, de una empresaria, de una integrante del Gobierno estatal o de una activista que hubiera dado su punto de vista sobre lo que hace falta integrar al Plan Nacional de Desarrollo, que regirá las acciones de la Administración federal en los próximos seis años.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65