×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
01 Octubre 2019 04:00:00
Poder
PODER
Las advertencias se han dado por cientos de millones, y son ancestrales: el poder es enemigo imbatible del ser humano. Pero el ser humano nunca aprende y busca siempre el poder, con frecuencia a costa de cualquier cosa, valor, principio, amistad, salud o lo que sea. Es el título del más reciente libro del siempre brillante Gabriel Zaid, El Poder Corrompe. La portada es una manzana mordida, lo que puede invocar en los jóvenes el logo de Apple, y en los tradicionalistas recuerda a la historia de Adán, Eva, la serpiente y el árbol del conocimiento (“la soberbia suele ser el gran orgullo respecto del intelecto superior; es el mismo orgullo de Satanás, cuyo lema es ‘Non serviam’, No obedeceré”). Dice la contraportada: “La corrupción de los poderes políticos es una tradición universal y milenaria. En México tuvo un papel histórico: apaciguar a los caudillos insurgentes del siglo 19 y revolucionarios del 20 entronizando al presidente como supremo dador. La corrupción no fue una característica lamentable llamado Sistema Político Mexicano: fue el Sistema Político Mexicano. A pesar, de lo cual, circulan explicaciones rudimentarias. Por ejemplo: que la corrupción está en los usos y costumbres del país como expresión de los genes de los mexicanos. Este libro pretende superar el fatalismo, la moralina y el cinismo de tales explicaciones. Y acompaña el análisis con propuestas concretas”.

VERDADEROS
PODEROSOS
“El mundo está gobernado por personajes muy diferentes de los que se imaginan aquellos que no están detrás de escena”. Benjamin Disraeli (1804-1881), dos veces primer ministro británico conservador, tres veces ministro de Hacienda, rector universitario dos veces, autor de 20 novelas, mujeriego, atildado, culto, de trato exquisito y eficacia política, casado con una mujer rica y mayor que él, orador espectacular, deudor permanente).
SUICIDIO
Si te interesa el tema, aquí hay un libro gratuito para leer en internet: https://issuu.com/miguelgarcia89/docs/diccionari_20del_20suicidio_20huart

HEROÍNAS
Wikipedia: Juana de Arco, también conocida como santa Juana de Arco o la Doncella de Orleans (1412-1431) fue una joven campesina francesa que guió al Ejército francés en la guerra de los Cien Años (guerra civil que derivó en guerra contra Inglaterra), logrando que Carlos VII de Valois fuese coronado rey de Francia. Posteriormente fue capturada por los borgoñones y entregada a los ingleses. Los clérigos la condenaron por herejía y el duque Juan de Bedford la quemó viva en Ruan, el 30 de mayo de 1431, aunque más tarde fue rehabilitada y canonizada como santa Juana de Arco… El tribunal dictó sentencia y consideró que era apóstata, mentirosa, sospechosa de herejía y blasfema hacia Dios y los santos, lo que llevó a su condena. Su intento de recurrir la decisión ante el Papa fue ignorado…El tribunal la condenó a morir quemada en la hoguera. Tras haber sido confesada y haber comulgado, Juana de Arco, de 19 años, vestida con una túnica, escoltada por los ingleses, fue llevada hasta la plaza del Viejo Mercado (place du Vieux-Marché), donde previamente se habían levantado tres estrados. El primero para el cardenal Winchester y sus invitados, el segundo para los miembros del tribunal y el tercero para la sentenciada a muerte. Tras ser leída su sentencia, fue guiada hasta la hoguera. Tras su muerte, los ingleses apartaron los trozos de madera empleados en la hoguera para asegurarse de que no había escapado y de que el cuerpo desnudo era bien el de la condenada. El fuego se avivó con brea y aceite y permaneció así durante varias horas hasta que lentamente el cuerpo fue reducido totalmente a cenizas, a excepción de algunos restos óseos que fueron posteriormente esparcidos en el río Sena. La metódica cremación del cuerpo pretendía evitar el culto posterior”. ¿No te recuerda a otra heroína contemporánea de 16 años (la misma edad que tenía Juana cuando empezó su saga)? Greta Thunberg, por ejemplo.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65