×
Isabel Arvide
Isabel Arvide
ver +
Periodista, ha colaborado en los principales medios nacionales desde 1976. Recibió el Premio Nacional de Periodismo en 1984, primera mujer en obtenerlo por opinión. Es conocida por sus comentarios políticos críticos, ha publicado novela, poesía erótica, crónica y entrevistas. Entre sus libros destacan, con más de diez ediciones vendidas, "La Decisión Presidencial" y "Asunto de Familia", ambos analizando la corrupta relación entre Manuel Camacho, Carlos Salinas de Gortari y Luis Donaldo Colosio. En "La Guerra de los Espejos" narra el conflicto armado de Chiapas desde la visión de los cuarteles militares, editorial Océano, noviembre de 1998. Por el mismo sello editorial publicó, en 1999, "La Sucesión Milenaria" analizando el proceso electoral que llevaría a la derrota del PRI. Fue la efímera directora del diario Summa, de la empresa Televisa, hasta el primer día de diciembre de 1994, de donde salió por el encabezado: "Decepcionó el Gabinete". Hasta junio del 2000 escribió una columna política diaria para Ovaciones. A partir de esa fecha colabora en el diario Milenio, así como en el semanario del mismo nombre. Su columna diaria se publica en 15 periódicos de provincia. Visite www.isabelarvide.com

" Comentar Imprimir
28 Octubre 2008 04:00:30
Policías y soldados en Nuevo León
Se equivoca, enormidades, el secretario de Seguridad Pública de Nuevo León, Aldo Fasci, al asegurar que “simplemente” cambiaron la forma de asesinar, que los crímenes contra 10 soldados son parte de la estadística criminal.

Y lo hace intencionalmente porque lo que develan estas muertes es la complicidad más inmoral de los policías locales con los sicarios del crimen organizado.

De ahí que se pretenda manipular a la opinión pública con falsas declaraciones, con notas amarillistas sobre supuestas “venganzas” militares. Lo que existe, con plena documentación, es una organización criminal sustentada en la corrupción de la autoridad pública local que ha secuestrado y asesinado con impunidad.

La presencia del gobernador Natividad González Parás en el homenaje a los soldados asesinados no viene a paliar el agravio de esto, que es real no solamente en el interior de las Fuerzas Armadas, sino en grandes sectores sociales.

Porque, así lo estableció el operativo militar que detuvo a siete policías municipales de Apodaca, tan cerca de Monterrey por cierto, responsables del secuestro e incomunicación por dos semanas en celdas oficiales, en la sede de la misma policía, de dos ciudadanos que no cometieron otro crimen que “parecer soldados”.

Así de grave es la realidad de inseguridad en Nuevo León, montada sobre una red de complicidades oficiales que no puede ocultar el discurso del secretario Fasci Zuazua. Porque no es suficiente su admisión de que hay “traidores” en las corporaciones policíacas y que estos participaron en el asesinato de los militares. Habría que investigar, que castigar, que limpiar las policías de Nuevo León.

Y esto es lo que no ha hecho, no ha querido hacer ni el funcionario Fasci Zuazua ni el gobernador priísta.

Las consecuencias atentan contra la seguridad nacional no solamente porque son “bajas” de una guerra que cada día se transforma en “De Alta Intensidad”, sino porque el ataque a militares es el principio de un deterioro social tan grave que en la mira de los sicarios están ya funcionarios públicos de primer nivel.

No se trata, no hay que equivocarse en el análisis, de asesinatos producto de enfrentamientos ni de luchas entre bandas criminales. Los soldados fueron, literalmente, “cazados” con técnicas “guerrilleras” y degollados como expresión de extrema violencia. En estos hechos participaron, como los siete policías de Apodaca ya en la cárcel, policías.

Tuvieron que ser militares, ante la nula actuación (por no decir extrema complicidad criminal) de autoridades estatales y federales, los que detuviesen a los secuestradores que, además, tenían todavía secuestradas a sus víctimas. Ésa es la única realidad que tiene, forzosamente, que quitarle el sueño al presidente Felipe Calderón, entre otros…
http://www.isabelarvide.com
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5