×
Cholyn Garza
Cholyn Garza
ver +
Cholyn Garza nació en Veracruz. Radica en Piedras Negras, Coahuila desde 1961. Es licenciada en Desarrollo Humano y Diplomada en Derechos Humanos. Se inició profesionalmente en el periodismo en 1995 en el Periódico Zócalo de Piedras Negras. Le preocupa la problemática social y le apasionan los temás políticos.

" Comentar Imprimir
02 Mayo 2020 04:00:00
¡Por favor! no se hagan bolas
Escuchar Nota
La actuación de la mayoría de los integrantes de la Cámara de Diputados deja mucho que desear. Son pocos los que ostentan el cargo de legisladores los que conocen las funciones que deben desempeñar.

La gran mayoría están más que convencidos que su “patrón” es el presidente López Obrador; que a él y sólo a él le deben rendir cuentas porque consideran que le deben el cargo.

Hay algo de cierto en cuanto a que están ahí porque los puso su partido y no precisamente por méritos propios. Y al desconocer las responsabilidades del cargo, esperan órdenes para actuar.

Si en pasadas administraciones los legisladores eran señalados como levantadedos, actualmente está peor. Se han convertido en vil lacayos, sirvientes, de un individuo que desea todo el poder, no precisamente para servir.

Al mostrar los mal llamados legisladores sumisión a las disposiciones del presidente -que no significa de ninguna manera estar de acuerdo con lo que se va a aprobar- están demostrando su total desconocimiento del, cargo, de las leyes, de nuestra Carta Magna que -dicho sea de paso- pretenden acomodar a los deseos de un individuo que ha mostrado su verdadero rostro: el de la soberbia y la falta de respeto a la vida de los ciudadanos.

Se sabía que el coronavirus o Covid-19 iba a llegar a nuestro país; sin embargo, en lugar de prepararse para dotar del equipo necesario a los hospitales, se minimizó el problema.

Por el contrario, el presidente “invitaba” a abrazarse, a darse besos, a salir a la calle porque como por decreto, la pandemia no nos iba a hacer nada. Casi nos iba a hacer lo que el viento a Juárez.

Yo pregunto ¿no se les ocurrió en la Comisión de Salud revisar en qué condiciones estaban nuestros hospitales? ¿Qué materiales y equipo se requerirían para enfrentar una situación como la que se esperaba?

Hoy pretenden darle todo el poder al presidente para que haga lo que se le venga en gana con el presupuesto; supuestamente para que ejerza en “caso de emergencia”.

Al momento de escribir mi colaboración, se dice que “acatando las indicaciones del subsecretario Hugo López-Gatell no se convocaría a sesión en la Cámara de Diputados ¿motivo? evitar posibles contagios.

Tal vez los legisladores nos consideran tontos a los ciudadanos. Creen que las mentiras que dicen son creíbles. ¡Por supuesto que no!

Lo que ha mostrado la mayoría del partido en el poder es ineptitud, ineficacia, muy poca empatía con la población.

No se hagan bolas. Vean cuál es la situación real del país en cuestión hospitalaria. No le echen la culpa de todo a los que gobernaron y se fueron, mejor digan qué han hecho en el tiempo que llevan para mejorar las condiciones de las instituciones, en este caso las de salud.

“Al diablo las instituciones”, frase que se escuchó durante la campaña, pronunciada por López Obrador. ¿Es correcto mantener una postura de agitador de masas siendo presidente de nuestro país?

¡Por supuesto que no! Sin embargo, el señor ha olvidado para qué fue electo, que es dirigir una Nación y gobernar para todos los mexicanos, no para un partido político, aunque sea el suyo. Asimismo, quienes ocupan curules no olviden que lo que cobran como sueldo, dieta, prestaciones, aguinaldo y demás, proviene de los contribuyentes, no del presidente.

Por lo tanto, le deben respeto a los ciudadanos y lo que legislen será para beneficio de todos, no para ser utilizado en caprichos de nadie, sea quien sea.

¡Por favor! No se hagan bolas, diputados, senadores. Estudien, lean, aprendan de los que saben, no se conviertan en títeres de quien se considera todopoderoso. No se les paga para servir a una sola persona sino para servir al país, así de sencillo.

Y si no pueden con el paquete, actúen con dignidad y mejor dejen el cargo “por motivos de salud”.
Imprimir
COMENTARIOS