×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
28 Enero 2020 04:05:00
Por Guillermo Robles Ramírez
Escuchar Nota
Hablar de los mexicanos que fueron pensionados por el IMSS, no solo es un dolor de cabeza, sino injusticias para quienes se encuentran jubilados por vejez porque siempre será el mismo argumento que reciben una miseria comparado para tantos años de trabajo.

Lo anterior hablando con respecto a los derechohabientes del Seguro Social, mucho antes de la reforma de pensiones, es decir, la ley del 73; cuyo requisito es haber cumplido 60 o 65 años por vejez y contar al menos con las 500 semanas cotizadas, porque después de la reforma de la ley del 97 siendo como requisito la misma edad pero con la diferencia de tener como mínimo 1,250 semanas de cotización en verdad desmotiva a todos aquellos quienes serán regulados bajo esta modalidad y además con la frase que la mayoría de los mexicanos siempre dirán: “…para el mugrero que dan…”

Soy del criterio que existe un mal concepto de ello, ya que el Seguro Social no está regalando nada a ningún trabajador o mucho menos haciendo favores a los mexicanos quienes han dedicado por durante 40, 50 e incluso más años de duro trabajo en donde se les estuvieron rebajando de su recibo de nómina ya sea semanal, quincenal o mensual un porcentaje para acumular ese dinero que le pertenece al trabajador para su vejez.

Existe una crisis en el sistema de pensionados en México por las instituciones de gobierno federal, el cual, para el primer bloque de pensionados, los de la ley del 73 viven una constante incertidumbre y para quienes están en la ley del 97 realmente no existe ni la mínima esperanza pues el desaliento de la primera generación es tanto que prefieren no hacer planes con ello y tener que buscar otro tipo de herramientas de pensión o ahorrar con particulares.

También hay muchos analistas, que durante muchos años atrás opinan y coinciden que el porcentaje destinado a este rubro de la pensión por vejez es muy poco el que se retiene por medio de los recibos nómina de millones de trabajadores. A la vez también se ha dado el caso que funcionarios públicos del gobierno federal se quejan amargamente de este sector de la población como queriéndolos culpar porque cada vez va en aumento los mexicanos que se jubilan por vejez.

Todo se resume a que existe la necesidad de aumentar este porcentaje que se les retiene a los trabajadores durante sus años laborales hasta cumplir los requisitos mínimo, e incluso el actual Presidente de México, llegó a mencionar que considera que debería de incrementarse a un 6.5 por ciento durante la administración de AMLO.

Las cosas hay que decirlas por su nombre, es decir, la corrupción y abusos que se han tenido durante años en las instituciones gubernamentales de salud pública federal, Seguro Social e ISSSTE, en cada gobierno del Ejecutivo en turno en donde se ha utilizado no solo como la caja chica o grande para pedir prestamos y destinarlo a otros rubros e incluso hasta temas electorales, robos y saqueos que ha venido sufriendo y todavía padecen estas instituciones lo ha orillado a que los pensionados paguen los platos rotos.

Cada vez que existe un faltante económico en cada administración federal o algún tipo de crisis, como también poca recaudación de dinero tributario. Siempre lo más sencillo es el aumento de impuestos o porcentajes a cualquier tipo de tributo que hacen nuestras autoridades federales para solucionar todo.

Ninguna autoridad o analista en pensiones que tratan el problema por el cual está atravesando o se está anticipando como el gran quebranto en el rubro de jubilación por vejez, hace mención sobre los grandes saqueos que ha sido victima tanto el Seguro Social, así como el ISSSTE, tanto de gente extraña, propios funcionarios, empleados de bajo nivel o alta de esas instituciones de salud pública que han causado toda esta incertidumbre para los derechohabientes y crisis financiera.

Sería bueno que el gobierno federal se tomara un cafecito con el Presidente Municipal de Saltillo, Manolo Jiménez Salinas; quien consolido el sistema de pensiones de Saltillo un 20 por ciento más; consolidándose como el mejor del país. Las buenas prácticas financieras y transparencia del Ayuntamiento de Saltillo, hace posible que su sistema de pensiones sea más sólido sin necesidad de aumentarles a los trabajadores del municipio sus cuotas de jubilación. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) http://www.intersip.org


Imprimir
COMENTARIOS