×
Voces de la Región
Voces de la Región
ver +
Zócalo se preocupa por tener a sus lectores al tanto de la economía y cómo afecta sus finanzas, por lo que este espacio es una ventana dedicada a economistas locales para expresar sus puntos de vista sobre la economía estatal, nacional e internacional. Asimismo opinan sobre sucesos financieros e indicadores de interés general como la inflación, los precios del petróleo y la paridad peso-dólar, entre otros.

" Comentar Imprimir
15 Diciembre 2014 04:00:13
Presidente que devalúa, se devalúa
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


En mal momento vino a caer la inestabilidad en el mercado cambiario nacional que ha venido a debilitar al peso frente al dólar a niveles preocupantes. Como si fueran poca cosa el caso Ayotzinapa, los escándalos presidenciales y todo el ambiente de crispación social derivado de estos hechos.

El nerviosismo ya no sólo afectó a los participantes mismos del mercado de divisas, sino que ya alcanzó también a las autoridades económicas del país.

El pasado lunes 8 de diciembre, mediante comunicado de prensa, la Comisión de Cambios, integrada por la Secretaría de Hacienda y el Banco de México, anunciaba que se reactivaba el esquema de subasta de dólares de las reservas internacionales.

En el comunicado se señala que dicha medida se justifica “ante la reciente volatilidad en los mercados financieros y con el objetivo de procurar el funcionamiento ordenado del mercado cambiario nacional”.

Exactamente una semana antes de esa fecha, el Secretario de Hacienda había descartado públicamente cualquier intervención para apuntalar al peso, al sostener que el mercado cambiario mexicano funcionaba con liquidez y orden. Por enésima ocasión y como en otros temas, Hacienda tuvo que revirar.

El punto que preocupa no es en sí la efectividad de esta medida, que ya se utilizó con buenos resultados durante la pasada crisis financiera; ni tampoco si contamos con las municiones suficientes para implementarla, ya que el nivel de reservas internacionales está en máximos históricos.

Aquí la cuestión es: ¿cuál era la necesidad de intervenir?, ¿cuál era el problema que representaba dicha depreciación?

Si el problema lo veían por el lado de la inflación, entonces dónde quedó ese argumento de los comunicados para justificar las disminuciones en la tasa de referencia, al decir que debía buscarse una “convergencia eficiente hacia el objetivo de inflación”

Un eufemismo para tratar de validar la política monetaria expansiva a costa de mayor inflación. ¿Por qué entonces no utilizó este argumento la Comisión de Cambios para dejar que el tipo de cambio siguiera ajustándose libremente?

¿Qué los actuales niveles de depreciación no ayudan a estimular las exportaciones y reactivar el aparato productivo nacional?

Tal parece que a la imagen presidencial le está afectando la depreciación abrupta del peso y decidieron actuar en seco. Aunque ello implicará evidenciar una contradicción tanto en lo dicho previamente por el Secretario de Hacienda, como en los argumentos esgrimidos por el banco central en los comunicados de política monetaria.

Si en la actual administración están privilegiando la imagen presidencial por encima de la congruencia y de la consistencia en los mensajes de la política económica, están totalmente equivocados.

Seguramente al Presidente le retumba en los oídos aquella frase de José López Portillo, cuando se negaba a devaluar el peso, en una situación que hacía inminente que tarde o temprano sucedería. “Presidente que devalúa, se devalúa”.

La historia al final del día fue una tragedia económica que no sólo colapsó al país, sino que devaluó e hizo añicos la imagen de López Portillo para toda la vida.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5