0 1 2 3
×
4
Mónica Ceballos
Mónica Ceballos
ver +
Mónica Ceballos Angulo (6 de marzo de 1973, Guamúchil, Sinaloa) Licenciada en Ciencias de la Comunicación, con Maestría en Administración y diplomada en Periodismo por el ITESM Campus Monterrey. Se ha desempeñado en las áreas de Relaciones Públicas, Comunicación Organizacional y Periodismo especializado. Su mayor pasión es la defensa y difusión de los valores familiares y femeninos en aras de lograr que cada miembro en la sociedad sea reconocido por su esfuerzo y dedicación.

" Comentar Imprimir
02 Julio 2012 03:00:00
Prevención que vale millones
Escuchar Nota
Estaba leyendo ayer un artículo sobre las millonarias cantidades de dinero que se pueden gastar en atención de salud en México. En el texto se presentaban dos casos que la verdad me dejaron perpleja: una niña de 10 años que tenía cáncer y cuya atención generó un egreso de 34.7 millones de pesos en un año; además del caso de un paciente con una enfermedad congénita, que en el mismo periodo había gastado 24.3 millones de pesos. ¡Impresionante! ¿No? ¿De dónde sale tanto dinero? ¿Cómo una familia común mexicana puede afrontarlo?

Lo primero que pensé es qué haría yo (Dios no lo quiera) si tuviera que enfrentar una circunstancia como ésta, la verdad creo que tendría que –literalmente– “vender mi alma al diablo”.

Y estoy segura que no soy la única, en México el gasto de salud, cuando se atiende de forma privada es absorbida 94% por el bolsillo de cada uno, ¿cómo? La mayoría de las veces perdiendo incluso el patrimonio. Del gasto que le menciono, sólo 6% es cubierto por las aseguradoras.

Seguro me dirá “¡Claro! Pero no todos tenemos dinero para pagar un seguro que cubra en un futuro mis gastos médicos”. Y le creo, si México es uno de los países con menor ahorro personal en el mundo, también es uno de los menos previsores y si hablamos de salud, menos.

A pesar de que el texto que leí hablaba sobre los beneficios de los nuevos formatos de seguros médicos, que cada vez son más accesibles, lo que más me llamó la atención es que una compañía aseguradora puede pasar hasta 18 años pagando por los tratamientos de una enfermedad como la diabetes… una condición totalmente prevenible y controlable que lo único que requiere es nuestra atención y ocupación en alimentarnos balanceadamente y mantenernos en movimiento, algo que está infinitamente muy por debajo de los millones de pesos que se gastan cuando la enfermedad ya nos provocó degeneración en todo el cuerpo.

¡Fíjese bien!

La contratación de gastos médicos mayores en México representa sólo 0.26% del PIB.

Los mexicanos que no cuentan con un seguro o registro en alguna institución de salud pública son quienes absorben los gastos en medicamentos, consultas médicas, estudios, entre otros.

El tratamiento del cáncer representa 30% del gasto de las aseguradoras.

El 20% está representado por las enfermedades del corazón y problemas de columna.

Hay 6 millones de asegurados con gastos médicos mayores hay en el país y las aseguradoras buscan, con productos accesibles, triplicar el número.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22