0 1 2 3
×
4
Mónica Ceballos
Mónica Ceballos
ver +
Mónica Ceballos Angulo (6 de marzo de 1973, Guamúchil, Sinaloa) Licenciada en Ciencias de la Comunicación, con Maestría en Administración y diplomada en Periodismo por el ITESM Campus Monterrey. Se ha desempeñado en las áreas de Relaciones Públicas, Comunicación Organizacional y Periodismo especializado. Su mayor pasión es la defensa y difusión de los valores familiares y femeninos en aras de lograr que cada miembro en la sociedad sea reconocido por su esfuerzo y dedicación.

" Comentar Imprimir
04 Abril 2011 03:00:45
Prevenir sin lamentar
Escuchar Nota
¿Seremos muy vanidosos los mexicanos? Según el Inegi, en los hogares de este país se destina sólo 2.9% del total del ingreso en salud; sí, tal como lo oye, y para que se sorprenda de verdad, se gasta más de 9.5% en el cuidado de la apariencia, es decir, todo lo que tiene que ver con cirugías y tratamientos de belleza y cosméticos, incluida la visita al salón de belleza.

Se ha dicho mucho sobre lo importante que es la prevención de estados críticos de salud, que además de evitar un mal rato para el paciente y la familia, ahorra miles de pesos; sin embargo, en México la cultura del cuidado del estado general de bienestar aún no es una costumbre.

Cuando un especialista hace una sugerencia para atenderse un problema médico lo más seguro es que, si no es urgente, usted decida posponerlo indefinidamente sin considerar que con ello podría estar salvando su vida, y en una de esas, hasta la de sus descendientes si se trata de una enfermedad hereditaria como el cáncer.

Y aquí entramos en otra cuestión que no es bien valorada por las personas que tienen un historial médico complicado, ya que generalmente subestiman el hecho de que alguien en su familia haya tenido un determinado padecimiento evitando la visita al especialista precisamente para que no les dé el tan temido diagnóstico, sin darse cuenta que el chequeo constante y periódico puede ser la clave para no ser víctima de una enfermedad incurable.

La salud, a la hora de programar, es un tema que se deja hasta el último, para considerarla como “importante” es menester que –literalmente– nos tumbe en la cama, y a lo mejor ni así. Esto, en el caso de las mujeres, se acentúa aún más. Piénselo, si ahorita se está “ahorrando” dinero en los exámenes de salud, mañana no le servirá de nada si considera que el tratamiento que pudo haber evitado eleva sus gastos en 70 por ciento.

¡Fíjese bien!
Compare los costos de los tratamientos y servicios de las diferentes clínicas, unidades médicas, laboratorios y especialistas.

Consulte el costo de las medicinas en diferentes puntos de venta.

Conozca qué cubre su seguro médico de gastos mayores.

Realice estudios clínicos preventivos semestrales o anuales para evitar las visitas de urgencia al especialista.

Mejore sus hábitos de vida para evitar problemas de salud, tales como el colesterol o problemas de glucemia.


Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22