×
Confesionario
Confesionario
ver +

" Comentar Imprimir
04 Mayo 2019 04:10:00
Primera visita de Andrés Manuel López Obrador a Monclova
Lo de ayer en la primera visita de Andrés Manuel López Obrador a Monclova como presidente de México, fue mucha clase de historia pero nada de propuestas para el desarrollo de la Región Centro del Estado.

El presidente de México sigue en su papel de candidato, con el populismo y repartiendo miles de millones de pesos en apoyos.

En un cansado mensaje López Obrador se dedicó a decir lo mismo de siempre, su trillado discurso sobre la corrupción y la impunidad.

Muy poco de lo que dice coincide con la realidad. Dice que ya no existe el Estado Mayor Presidencial, sin embargo, usaron a centenares de federales para custodiar su viaje desde Monterrey a Monclova.

Algunos le echaron cuentas y comentan que sale más barato rentar un avión que movilizar a los elementos del Ejército y la Policía Federal.

Tampoco es cierto que lo cuide la gente, los cuidan elementos del Ejército y en cada esquina había cuando menos 5 soldados.

Al menos en lo de ayer, no se le ve una propuesta clara de hacia dónde lleva al país.

Andrés Manuel López Obrador reconoció al Gobernador del Estado, Miguel Ángel Riquelme Solís, como quien más ha apoyado a la Cuarta Transformación, al llevar a cabo la entrega de la tarjeta que permitirá recibir el apoyo económico federal de los Programas Integrales de Bienestar.

Casi al final de su discurso, el mandatario nacional habló del apoyo que su Gobierno ha tenido de Coahuila.

Riquelme Solís fue uno de los primeros mandatarios que le apostaron a la Guardia Nacional.

Y precisamente en su discurso le pidió a su amigo el presidente la presencia de la nueva corporación para reforzar la seguridad.

El gobernador pidió además, sin que le dieran respuesta, que reactivaran el Fondo Metropolitano de la Región Centro.

El Gobierno Federal y quienes organizan los eventos o tal vez hasta el mismo presidente de México no siguen protocolos y mucho menos el respeto por las autoridades locales y estatales.

A su llegada a Monclova el punto de reunión entre Andrés Manuel López Obrador y Miguel Ángel Riquelme fue en una gasolinera del bulevar Pape.

Ahí el presidente se dio baños de pueblo. Bajó de la Suburban para tomarse fotos con automovilistas.

Alfredo Paredes, alcalde de Monclova, llegó por su cuenta a la Unidad Deportiva.

Después del evento cada quién tomó su rumbo.

Dicen que en el evento había alrededor de 3 mil personas.

Aunque la estrella principal es de Morena, fueron los del PAN, los del PRI y los sindicatos mineros los que le salvaron el día.

De no haber sido por ellos, aquello hubiera estado con menos de 300 personas.

Pero no es fue la movilización de la gente, cuente además que los del Gobierno Federal van a cualquier evento a la buena de Dios.

Con eso de que están en un plan de austeridad, no pagan ni las aguas que consumen durante el evento.

Poco pueden hacer los de Morena, José Guadalupe Céspedes, Delfina Villa, Claudia Garza del Toro, para arrimarle seguidores a su líder.

¿Y dónde quedó la senadora Eva Galaz?

López Obrador guarda cariño por la familia de don Gustavo Galaz porque siempre lo apoyó, pero resulta que la senadora de Monclova no estaba en el presídium.

Tampoco estuvo Melba Farías. Unos dicen que la diputada federal está de vacaciones en Mazatlán y otros dicen que hace trabajo político en Baja California.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65