×
Sancadilla
Sancadilla
ver +
Columna de la Agencia Reforma

" Comentar Imprimir
27 Septiembre 2012 03:00:18
Primero por las buenas…
Sé de muy buena fuente que el presidente de Grupo Pachuca, Jesús Martínez Patiño, explotó de coraje cuando se dio cuenta que TV Azteca evitó tomar la publicidad estática en el Estadio Hidalgo durante la transmisión del Tuzos- Morelia, de la Jornada 8.

Sin embargo, el mandamás Tuzo optó por resolver esta situación a través de la vía pacífica. Lo primero que hizo fue pedir a sus subordinados no hablar más de este asunto en los medios de información y él, personalmente, está tratando de convencer a los altos directivos de la televisora del Ajusco de echar atrás esa decisión.

Pero la paciencia tiene un límite, y me cuentan que en caso de no conseguirlo a través de la diplomacia, trataría de hacerlo por la vía legal, pues los patrocinadores que se anuncian en El Huracán pusieron el grito en el cielo por esta situación.

CÓMPLICES

Lo que pasó el viernes pasado en Atlas sí que es de pena ajena...

Aquel día acudió a las instalaciones rojinegras un notificador de un juzgado familiar con orden judicial en mano por una denuncia en contra de Alonso Sandoval por la paternidad de un chamaco que presuntamente dejó regado cuando jugaba para Tecos.

Esto de sorprendente no tiene nada, pues “El Negro” es una fichita en muchos sentidos, lo sorprendente es que la directiva del equipo lo encubrió para que evadiera a la justicia.

Resulta que de los altos mandos de los Zorros dieron la orden para que el vigilante de Atlas Colomos le negara el acceso al notificador con el pretexto de que Sandoval no había ido ese día y no sabía cuándo iba a ir.

Lo irónico es que precisamente ese día “El Negro” había dado rueda de prensa por lo que toooodos en el club sabían que ahí estaba, y por eso el mismo empleado de seguridad le pidió a los periodistas que si les preguntaban por el jugador respondieran que no lo habían visto.

Como el notificador se dio cuenta que le querían ver la cara, dejó claro que la próxima vez iría acompañado de policías para tener acceso, por lo que ahora se va a hacer más grande el relajo.

PONCHI-ATLAS

Y ya que andamos con el Atlas como cliente, pues vamos a platicar sobre su poco envidiable política de viajes...

Resulta que en los regresos de Monterrey y Tijuana, sedes de los últimos duelos de visita del equipo de Tomás Boy, el grupo ha tenido que dividirse o de plano agarrar escalas inexplicables para volver a Guadalajara.

Luego del duelo del 1 de septiembre ante Rayados, los rojinegros salieron de La Sultana al otro día, pero en lugar de viajar directo a Guadalajara se fueron bien temprano a la Capital, donde hicieron una escala de una hora.

El domingo pasado, en su retorno de Tijuana, los Zorros tuvieron que partirse en 2 grupos, que llegaron con diferencia de 2 horas.

No sé si los organizadores rojinegros lo hacen para acumular millas, pero queda claro que el encargado de planeación no es un as en su área.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5