×
Cholyn Garza
Cholyn Garza
ver +
Cholyn Garza nació en Veracruz. Radica en Piedras Negras, Coahuila desde 1961. Es licenciada en Desarrollo Humano y Diplomada en Derechos Humanos. Se inició profesionalmente en el periodismo en 1995 en el Periódico Zócalo de Piedras Negras. Le preocupa la problemática social y le apasionan los temás políticos.

" Comentar Imprimir
19 Enero 2019 04:00:00
Problemas sociales
La migración se ha convertido ya en un verdadero problema en todo el mundo. La decisión de abandonar la tierra donde está la vida, las raíces de cada persona, debe constituir en la mayoría de los casos un verdadero sacrificio.

¿Por qué se aleja alguien de su país? ¿Por qué se toman decisiones tan drásticas de dejar todo atrás?.

No hay una razón que iguale a otra; por lo tanto, así como se dice que “cada cabeza es un mundo”, de la misma manera, cada situación es única por lo tanto, merece un análisis detenido.

La humanidad está atravesando por graves problemas sociales ocasionados por guerras cuyo origen suele ser político, religioso, donde quienes participan se consideran dueños de la verdad, cuando es solamente SU verdad. Nadie es dueño de nada; sin embargo, al pretender imponer ideologías que no son aceptadas por las mayorías, ocasionan conflictos difíciles de controlar.

La soberbia, la ambición, la corrupción son entre otras más, causantes de destrucción de ciudades, además de provocar graves problemas sociales; problemas que no se quedan en el lugar donde se desarrollan los conflictos, sino que peligrosamente trascienden.

Lo estamos viendo y viviendo. La problemática que existe en países de Centroamérica nos está llegando de una manera injusta y ha sido solapada por las autoridades, so pretexto de brindar “ayuda humanitaria”.

Ayuda que ni piden, ni quieren porque el propósito de la mayoría de los migrantes es llegar a Estados Unidos.

A México lo están utilizando como trampolín para lograr sus propósitos, los cuales ni siquiera son de ellos ya que vienen engañados, ilusionados con que habrán de cruzar a la tierra del Tío Sam con mucha facilidad.

Todos sabemos que no es así. Cualquiera con un poco de sentido común está consciente de que, para ingresar a cualquier país, se requieren documentos y realizar trámites ante las autoridades correspondientes.

Cualquiera, repito, con un poquito de sentido común.

¿Qué sucede con las autoridades de nuestro país? ¿Por qué permiten que ingresen caravanas provenientes de Centroamérica con la mayor facilidad?

Son pocos los que piden permiso para entrar. La mayoría, se abre paso y a como de lugar entra a territorio nacional. No respetan ni autoridades, ni leyes ni a nadie.

“No vamos a permitir portazos”, fue la consigna de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. Según dijo, solo ingresarían al país aquellas personas que se registraran ante las autoridades de Migración.

¿Qué ocurrió? Fueron pocos los que se presentaron ante las autoridades. Los demás, en un desplante de grosería y atrevimiento, siguieron su camino hacia la frontera, porque “no iban a perder tiempo solicitando un permiso.

México es un país hospitalario, siempre lo ha sido; pero también es un país con leyes, las que se deben respetar y hacer respetar. Lamentablemente de un tiempo a la fecha el permitir que cualquiera ingrese a territorio nacional con el pretexto de huir de la violencia en su país de origen, se está violentando el estado de derecho además de poner en riesgo la seguridad de los propios habitantes.

Ya no es una persona, o dos, o quizás diez las que ingresan al país en su afán de cruzar a Estados Unidos. Tampoco es una familia o varias.

Son cientos, miles de personas que en caravanas -que obviamente alguien promueve- cruzan ciudades para entrar por la buena o por la brava a México. Saben que no se les hará nada porque los defensores de derechos humanos saldrán en su auxilio.

Yo me pregunto si las autoridades, o quienes aprueban el ingreso desordenado de personas a México, les gustaría que derribaran el portón de su casa e invadieran su propiedad ¿lo permitirían? La verdad, no lo creo.

Porque desorden es precisamente lo que están provocando quienes promueven las caravanas, los que motivan a abandonar su país de origen y las autoridades de nuestro México que no son capaces de frenar el flujo migratorio cada vez más frecuente y masivo.

Se está permitiendo una invasión a nuestro país de personas que ignoramos quiénes son realmente.

Es urgente que el gobierno analice muy bien la situación de las caravanas y actúe. De antemano se sabe que no será fácil ingresar a Estados Unidos, por lo tanto ¿Por qué permitir el ingreso de miles de personas a nuestro país? ¿No se dan cuenta que se podrían agravar los problemas sociales? ¿No sería mejor que la ONU promoviera visas o asilo de manera ordenada, sin desplazar a nadie de su país?

Además ¿Quién o quiénes se están beneficiando y de qué manera con la migración centroamericana? Es pregunta, que conste.


.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5