×
Federico Muller
Federico Muller
ver +

" Comentar Imprimir
21 Febrero 2020 03:00:00
Pronósticos económicos y el coronavirus
Escuchar Nota
Las estimaciones sobre el crecimiento de la economía mundial para 2020 apuntaban a tasas de entre 3 y 3.7%, de acuerdo con pronósticos que se hacían a finales del año pasado. Los bancos de inversión y las calificadoras veían con cierto optimismo la marcha de la economía a escala planetaria, a tal grado que las expectativas de crecimiento eran superiores a las de los últimos años, al considerar que las economías emergentes, entre ellas China e India, marcarían el liderazgo mundial y su participación en el PIB global estimularía la demanda agregada, teniendo en cuenta que uno de los obstáculos al comercio exterior se había disipado al concluir la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y con la probabilidad de firmar un acuerdo comercial en el corto plazo entre ambas economías.

Sin embargo, a raíz del brote del coronavirus (COVID-19) en China, y con la posibilidad de que la enfermedad se extienda rápidamente a otros países, han empezado a cambiar las perspectivas sobre el crecimiento de la economía planetaria. Por lo sorpresivo del virus, aún no se han publicado cifras oficiales del efecto probable que tendrá en la economía esta pandemia. La interdependencia de las cadenas de insumos y productos seguramente se ralentizará con la probable desaceleración de la economía del gigante asiático, la cual suministra exportaciones e importa materias primas a muchas economías de los países industrializados.

En ese panorama mundial tan complicado surgen preguntas como ¿qué rol jugará la economía nacional? ¿Se puede abrir una ventana de oportunidad para el comercio mexicano? Desde mi punto de vista todo depende de las políticas económicas que formule el Gobierno federal ante esta emergencia sanitaria, mediante la creación de incentivos a los sectores que pueden participar, entre ellos el alimentario y el de salud. Si se capitalizan de una manera racional las ventajas que tiene México, aprovechando las demandas y ofertas de bienes y servicios que involuntariamente deja la economía china, se puede reactivar nuestra economía, que en 2019 tuvo su peor desempeño en varios años. La recesión económica (-0.1%) debe revertirse a través del mercado interno como externo.

En las últimas declaraciones que hizo el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, a un medio informativo extranjero sobre el futuro de la economía del país, fue moderadamente optimista, pero siguió repitiendo los mismos argumentos que esgrime el
Presidente de la República en sus conferencias de prensa matutinas cuando habla del estado que guarden las finanzas federales, la economía y los estratos sociales económicamente más desfavorecidos del país.

Ambos personajes -uno que conoce bien la política mercadológica y desconoce, o mejor dicho no reconoce, lo complejo de las economías del siglo 21; y el otro que es lo contrario, pero que cuida su empleo y se alinea con lo que diga su jefe- siguen apostando al tratado con Estados Unidos y Canadá y a la baja paulatina de la tasa de interés como estímulos para reactivar la alicaída economía azteca.

En la conferencia de prensa mencionada, el doctor Herrera tocó marginalmente el tema del coronavirus, quizá por lo reciente del fenómeno de salud pública, sin embargo, no definió la postura que tomará la SHCP ante ello. Su participación en cuanto al sector externo se concretó al T-MEC. Lamentable que no se hable de lo que está pasando más allá de las fronteras de México, se sigue manteniendo una política económica desfasada de la realidad internacional, fundamentada en los recuerdos de cuando el país vivió el milagro mexicano, con el modelo de sustitución de importaciones.                          

Entorno Económico
Federico Muller
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS