×
Voces de la Región
Voces de la Región
ver +
Zócalo se preocupa por tener a sus lectores al tanto de la economía y cómo afecta sus finanzas, por lo que este espacio es una ventana dedicada a economistas locales para expresar sus puntos de vista sobre la economía estatal, nacional e internacional. Asimismo opinan sobre sucesos financieros e indicadores de interés general como la inflación, los precios del petróleo y la paridad peso-dólar, entre otros.

" Comentar Imprimir
23 Enero 2015 04:00:20
Que den la cara los defensores del populismo
Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Durante mucho tiempo abundaban por doquier los “expertos conocedores” del mundo de la economía, que con toda mala intención comparaban las políticas económicas que se implementaban en nuestro país, con las observadas en Venezuela.
Analistas tendenciosos y líderes políticos de corte populista se indignaban y cuestionaban cómo era posible que México creciera a tasas muy bajas, mientras que Venezuela, a través de un gobierno generoso, echaba a andar el gasto público para impulsar la economía a tasas muy por encima de las nuestras.

Ni qué decir de la comparación con Rusia, a quien un amplio sector no sólo de este grupo de personajes, sino también de inversionistas, ya la habían subido al grupo de los BRICS, augurándole un prometedor destino como una potencia económica de primer mundo.

Ciertamente Venezuela logró en los últimos años crecimientos en el PIB bastante respetables, pero a costa de un desmedido gasto público, una creciente inflación y un brutal despilfarro de recursos y corrupción.

Pero todas las cosas caen por su propio peso. Hoy, Venezuela se debate al borde de un estallido social, en el que los ciudadanos se enfrentan a problemas de escasez de bienes, producto de estrictas y desquiciadas medidas regulatorias impuestas por el Gobierno, bajo el argumento de un modelo económico de corte socialista.

Al Gobierno venezolano se le acabaron las épocas de vacas gordas y la caída estrepitosa en los precios del petróleo le ha restado margen de maniobra para seguir impulsando un modelo a todas luces insostenible.

En Rusia, otra nación sumamente dependiente de los ingresos del petróleo, las cosas no pintan mejor. El rublo ruso ha sufrido un desplome de grandes proporciones acosado por la situación del mercado petrolero mundial.

Por si fueran poca cosa las sanciones económicas impuestas a consecuencia de la posición beligerante de Vladimir Putin, el Presidente ruso decidió subir la tasa de interés, en un intento desesperado por atraer capitales y defender al rublo. Sin embargo, esta medida no hará más que agudizar la ya complicada situación económica que vive el pueblo ruso.

Rusia y Venezuela -mas allá de caracterizarse por el hecho de contar con gobiernos corruptos, represores y poco apegados a principios democráticos constituyen ejemplos perfectos para ilustrar cómo los casos de éxito económico van más allá de soltar la llave del gasto público, apostándole a precios altos de materias primas.

En días recientes la agencia calificadora de riesgos Moody’s rebajó las notas de deuda para ambos países.

México, sin embargo, ha sabido mitigar este contexto de bajas cotizaciones del crudo gracias a lo realizado durante los últimos 20 años en el país.

Resulta de elemental justicia reconocer a aquellos ex presidentes que le apostaron a un manejo serio y responsable de la economía y no se dejaron seducir por el canto de las sirenas. Aguantaron las críticas y charlatanerías por parte de líderes mesiánicos y “analistas” de quinta.

Sacrificaron un reconocimiento de corto plazo por la fortaleza de largo plazo en las variables macroeconómicas.

Maestro de la Facultad de Economía de la UAdeC.

Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5