×
Fausto Fernández Ponte
Fausto Fernández Ponte
ver +
Don fausto fernández ponte es poseedor de un impresionante y sólido currículum: 50 años de periodista profesional. Su opinión y columnas periodísticas son respetadas en ese ámbito, por el prestigio que a pulso se ha ganado, es considerado una autoridad en su campo. Además de corresponsal de guerra, ha entrevistado a jefes de estado y de gobierno de la talla de Lyndon B. Johnson, Richard M. Nixon, Indira Gandhi y William Clinton.

" Comentar Imprimir
27 Enero 2009 04:29:56
¿Qué es un Estado fallido?
No le busquemos más: un Estado fallido es un Estado que le ha fallado al pueblo: Ángela Davis

I

Cuando en este espacio se abordó por primera vez el tema del Estado mexicano fallido, en 1994, Carlos Salinas le dijo al escribidor: “No le estamos fallando a ningún mexicano; todo lo contrario: lo estamos haciendo rico”.

Ese reproche de don Carlos fue en el interregnum del alzamiento indígena zapatista en Chiapas y el asesinato de Luis Donaldo Colosio, candidato, entonces, del propio señor Salinas y el PRI, a sucederlo.

Menciónese que el reproche del entonces Presidente de la República fue directo, sin ambages ni circunloquios. Ocurrió al concluir una visita, en grupo, mientras estrechaba la mano del escribidor.

En ese instante, don Carlos sonreía forzadamente, los ojillos emanando destellos que al escribidor antojarónsele siniestros, asociados a cierto tipo de patología obsesiva en ese instante indiagnosticable.

Ese fue el segundo encuentro con don Carlos como inquilino en el palacio de la ya no tan umbría pineda situada entre Chapultepec y Molino del Rey. Un año antes había recibido al escribidor como miembro del Club Primera Plana.

Las relaciones entre el Presidente y éste escribidor eran tensas, en el contexto de la irritación inocultada de don Carlos con el diario “El Financiero”, entonces crítico, que publicaba la columna “Asimetrías”.

Don Carlos leía “El Financiero”, aunque había prohibido su lectura en las dependencias del Poder Ejecutivo; no quería que sus colaboradores se enteraran de las críticas del periódico a su desempeño como mandatario.

II

Antes de su presidencialado, el señor Salinas y el escribidor tuvieron encuentros -en su oficina- en la secretaría de despacho de Programación y Presupuesto; luego, en Los Angeles, Cal., con ocasión de un “grito”.

Esas charlas con don Carlos se realizaron gracias a la iniciativa de Demetrio Ruiz Malerba, quien le llevaba los asuntos de prensa. Demetrio sería asesinado en Veracruz, de donde era originario, siendo diputado federal,

Con Demetrio, el tema del Estado mexicano fallido era tratado con el escribidor con frecuencia; inteligente y versado en ciencia política, charlar con él era estimulante para ambos en un sentido pedagógico.

El tema del Estado fallido -en ese entonces se usaban los vocablos “Estado fracasado”- empezó a ser tratado por el escribidor en “El Financiero” tras conversaciones, en Estados Unidos, con notables especialistas en la materia.

Y uno de esos especialistas, John Rawls, advirtió que el término Estado fallido es ambiguo e impreciso, y suele ser utilizado por el “Establishment” de EU como instrumento “de alta moral” para presionar. Presión imperialista.

¿Presión del Estado estadounidense sobre otros Estados para fines de sometimiento, subordinación y dominación? El doctor Rawls, ya desaparecido, no lo definió así, evitando el uso de adjetivos.

III

Pero no dejó duda. Un Estado fallido, dijo don John, debe esa condición a que ha fracasado y continúa fracasando en su función estructural de servir los intereses de sus elementos constitutivos más importantes.

Esos elementos constituvos del Estado -dice Rodrigo Borja, pensador y político ecuatoriano- son el pueblo, el poder político, la soberanía y el territorio. Si esa es una premisa mayor, el silogismo es obvio.

Y el silogismo es que si un Estado fracasa en su función de atender los intereses de todos -subráyese: todos- sus elementos constitutivos, se muta en fallido. De ello también hablóse alguna vez con Ángela Davis.

La doctora Davis, activista histórica del Partido Comunista de EU y teorizadora de la ciencia política, acuñó el término Estado antisocial, definido por un proceder que atenta contra los intereses del pueblo.

Ese comportamiento antisocial persiste en el Estado mexicano desde los tiempos de Gustavo Díaz Ordaz, si no es que antes. Pero fue el señor Salinas el que le dió el impulso definitivo a esa vena antipueblo.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65