0 1 2 3
×
4
Mónica Ceballos
Mónica Ceballos
ver +
Mónica Ceballos Angulo (6 de marzo de 1973, Guamúchil, Sinaloa) Licenciada en Ciencias de la Comunicación, con Maestría en Administración y diplomada en Periodismo por el ITESM Campus Monterrey. Se ha desempeñado en las áreas de Relaciones Públicas, Comunicación Organizacional y Periodismo especializado. Su mayor pasión es la defensa y difusión de los valores familiares y femeninos en aras de lograr que cada miembro en la sociedad sea reconocido por su esfuerzo y dedicación.

" Comentar Imprimir
21 Febrero 2011 04:00:56
¿Qué marca de comida prefieren sus hijos?
Escuchar Nota
La actual generación de padres e hijos se está enfrentando a situaciones que nunca antes habían vivido grupos sociales tan diversos. Se trata de la primera vez en que los niños saben más de algo que los adultos, empezando por el uso de la tecnología, por ejemplo.

El acceso a la información de cualquier tipo ha puesto en jaque a los padres porque hoy en día tienen que estar más al pendiente de lo que se ve en televisión o en Internet, con esta información los pequeños obtienen también cierto “poder” que los vuelve realmente peligrosos a la hora de seleccionar lo que van a comer o a vestir.

Uno de los riesgos es que vuelven más selectivos, influenciados por la mercadotecnia, por los amigos y por la moda actual, cada vez más exigen que los artículos que los rodeen sean de alguna marca en particular.

Y no sólo hablo de ropa o zapatos, ni siquiera de juguetes, sino de comida; para ellos es mejor la que está etiquetada y procede de grandes empresas transnacionales.

Pero ¿sabe quiénes son los principales culpables de que prefieran una marca por encima de otra? ¡Los padres!

Según un estudio realizado en la Universidad de Oregon y en la de Wisconsin, las preferencias que uno tiene por una marca de refrescos, leche, golosinas, comida rápida, etcétera suele determinarse desde los tres años de edad.

Esto quiere decir que todo lo que ofrezca a sus hijos de comer en este periodo será determinante para lo que consuma en el futuro.

Si opta por la comida natural, además de ahorrar considerablemente, lo estará invitando a una vida más saludable que ayudará a prevenir enfermedades cardiovasculares y un sinfín de problemas de salud y sociales.

Pero si su decisión es no cocinar y salir a comprar la hamburguesas y papas fritas cada fin de semana al primer restaurante de comida rápida, lo estará marcando para que su alimentación esté basada en cosas saladas, grasosas y calóricas, que además no representan ningún sacrificio para los niños porque son las primeras que les gustan del menú de opciones.

En pocas palabras, usted crea este tipo de adicciones.

¡Fíjese bien!

El estudio realizado mostró que los niños entre 3 y 5 años también supieron identificar, por medio de su sabor, a qué marcas pertenecía cada producto que consumen.

Los investigadores alertaron a los padres y explicaron que la preferencia mostrada por las marcas de refresco y de comida rápida demuestra que los niños, de forma natural, se inclinan por productos más calóricos y salados.

Recuerde que debe existir un balance entre los productos calóricos y los sanos, como las frutas y las verduras, no se trata de prohibir, sino de equilibrar.

Las enfermedades cardiovasculares tienen su origen en los productos con exceso de grasa, azúcar y sal.

Siempre será más económico comer en casa que en un restaurant, pero éstos últimos también tiene opciones sanas y muy divertidas.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22