×
Alejandro Irigoyen Ponce
Alejandro Irigoyen Ponce
ver +

" Comentar Imprimir
13 Febrero 2019 04:09:00
¿Qué pasa Saltillo?
Todo indica que los tambores de la polarización que sonaron fuerte durante la campaña del año pasado, aún retumban en nuestras cabezas.

Parece que como pueblo decidimos mandar a la inteligencia de vacaciones para acomodaticiamente sumirnos en el todo o nada, en el bueno o malo, en blanco o negro. Sin grises, ni matices, ni asegunes… o somos “chairos” o “fifís”.

Como que abrazamos el más simplón y torpe de los maniqueísmo.

El tema es que, mayoritariamente, tanto “chairos” como “fifis” han decidido apostar por la estridencia vacía de contenido, por la descalificación facilona y que el esfuerzo de pensar, de argumentar, quede para un futuro incierto.

A nadie parece importarle, pero vivimos tiempos en que la interpretación del entorno y la caracterización del quehacer político han quedado totalmente envilecidos.

“Chairos” y “fifís” se detestan sin pudor y defienden sus posiciones, y arman sus ataques en términos de buenos y malos.

Parece que estamos sumidos en la era del desprecio a los elementos objetivos del contexto, a la evidencia, a los hechos.

Lo único que importa es quién lo dice… el rendir culto, ser incondicional, y con eso hasta la ignominia.

En cierta tertulia (que se puede checar en YouTube… no tiene desperdicio), el escritor Arturo Pérez Reverte y el cantautor Joaquín Sabina se planteaban cuál sería el principal problema de España. Coincidieron que la estupidez.

Bueno, pues quítense que ahí les vamos.

Los mexicanos parece que hemos eliminado de nuestros cuadros de referencia todos los grises y sólo pensamos en blanco y negro…. ¿Y qué hay más estúpido que eso?
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5